Vaivenes cambiarios

Por qué cae hasta un 60% la demanda de combustible en ciudades fronterizas

Por el aumento del combustible en Argentina ya no es atractivo para los extranjeros cruzar la frontera para cargar combustible. También se derrumbó la venta de servicios que brindan los estacioneros.

Alejandro Spivak
Alejandro Spivak miércoles, 3 de abril de 2024 · 18:28 hs
Por qué cae hasta un 60% la demanda de combustible en ciudades fronterizas
Antes de cargar combustible los automovilistas hacen las cuentas de dónde les conviene más hacerlo Foto: Alejandro Spivak

La reducción de la demanda de combustible en provincias fronterizas como Formosa, Misiones, Corrientes, Chaco, Jujuy y Entre Ríos es dispar. Mientras en algunas provincias la baja en las ventas se ubica en hasta el 60%, en otras se sitúa en torno al 20%.

En Misiones la demanda cayó en torno al 40%, aunque en las ciudades fronterizas con Brasil y Paraguay la baja en la venta de combustible llegó hasta el 60 %. Es que ya no es atractivo para los paraguayos y brasileños cargar combustible en ciudades como Cataratas, Bernardo de Irigoyen, El Soberbio, San Javier y Posadas, entre otras.

Al contrario, en particular los posadeños prefieren llenar el tanque en Encarnación, Paraguay, donde la nafta súper cuesta unos 300 pesos menos que en la Capital de Misiones.

Provincias y ciudades

Según la consultora Economía & Energía en Formosa y Corrientes la demanda cayó 21% y 12%, respectivamente. En la Quiaca, Jujuy, la baja en las ventas se sitúa en un 15%, mientras que en Clorinda (Formosa) el 55%, en las ciudades misioneras de Puerto Iguazú llegó al 60% y Posadas el 40%. 

En la ciudad entrerriana de Concordia el descenso de la demanda se ubicó en el 11%; mientras que en Colón en el 14%. El menor porcentaje de descenso en las ventas se produjo en las ciudades correntinas de Santo Tomé y Paso de los Libres, con el 7 y 8% respectivamente.

En las ciudades fronterizas de Misiones los automovilistas sólo cargan combustibles pero los servicios como cambio de aceite y filtro se hacen en ciudades de Brasil o Paraguay.

Los precios en el exterior

 En Uruguay el precio del combustible en dólares se sitúa en torno a los 1,93 dólares, es decir, a unos 1.900 pesos al valor del dólar “blue”. “Si bien el precio es menor que en Entre Ríos, son pocos los uruguayos que cruzan porque ya no les conviene comprar mercaderías en la Argentina, entonces la demanda de nafta bajó”; dijo en una comunicación telefónica Jorge Valdemar encargado de la YPF de la ciudad de Colón.

En Brasil el valor del combustible alcanza 1,1 dólares, es decir 1.100 pesos. “Con el aumento de casi el 5% de abril quedamos casi equiparados, los brasileños prefieren cruzar a Ciudad del Este, donde el combustible les resulta hasta 400 pesos argentinos menos”, dijo Sergio Palacios de la Estación de Servicios situada a unos 300 metros de la frontera con Foz de Iguazú.

En Ciudad del Este y Encarnación la nafta súper cuesta unos 0,65 dólares, es decir, unos 659 pesos por litro. “Es un precio que no nos permite competir, inclusive los argentinos cruzar a Ciudad del Este para realizar compras y cargar combustible”; agregó el playero de Iguazú.

Bidones y cierres

En las ciudades paraguayas afloró la venta barrial de combustible en bidones de cinco y diez litros. “Esa competencia que teníamos en los barrios de Posadas, ahora la tenemos en Encarnación”, dijo Norberto Velsak, encargado de una YPF en Posadas.
“Necesitamos una baja en los impuestos a los combustibles, por lo menos en la frontera, sino vamos a tener que reducir personal”, agregó.

En tanto, Sergio Palaz de la estación de servicio Shell de Iguazú dijo: “Nosotros estamos cerrando de 22.00 a 6:00, no tiene sentido tener la estación abierta”. 

Por su parte, en Bolivia el costo del litro de combustible es de 0,54 dólares, es decir 548 pesos.

Sin servicios

A la baja demanda de combustibles se agrega la considerable reducción en la venta de servicios que ofrecen las estaciones de servicio. “La gente no viene a realizar los cambios de aceites y filtros”; dijo Jorge Gutman, de la estación de servicio de Bernardo de Irigoyen. 

“Se van a Dionisio Cequeira, Brasil, la ciudad de frontera seca con Bernardo de Irigoyen, porque el costo al cambio les resulta hasta un 50% menos”. “No podemos competir”, reconoció.

De su parte, los posadeños realizan este servicio en Encarnación y quienes residen en Iguazú van a Ciudad del Este, en ambas ciudades paraguayas la diferencia llega hasta el 60%. “Es imposible, solo algunos realizan los cambios de aceites y filtros en Iguazú, ni siquiera podemos competir con los precios de los aceites sueltos”.

Archivado en