Actividades espaciales

Argentina se afianza como uno de los principales competidores en el mercado satelital latinoamericano

En los últimos 5 años se quintuplicó el número de satélites lanzados. Entre 2023 y 2030 se lanzarán al menos 24.000 nuevos satélites. Argentina se presenta como uno de sus principales referentes.

MDZ Dinero
MDZ Dinero sábado, 20 de abril de 2024 · 07:00 hs
Argentina se afianza como uno de los principales competidores en el mercado satelital latinoamericano
El desarrollo de nuevos puertos espaciales continuará creciendo, independientemente de la volatilidad del mercado de lanzamiento o del clima de inversión. Foto: MDZ

El país es de los pocos a nivel global en desarrollar satélites geo-estacionales, junto con China y Estados Unidos, entre otros. Solo en 2020 se realizaron 114 lanzamientos en el territorio (el 70% por empresas estadounidenses y chinas), representando un total de US$5.300 millones de dólares según el informe “Misión 7: Profundizar el avance de la digitalización escalando la estructura  productiva y empresarial nacional” del Ministerio de Economía de la Nación. 

El número de lanzamientos espaciales ha aumentado constantemente en las dos últimas décadas, con 186 lanzamientos orbitales a nivel mundial en 2022 -el número más alto en un solo año-. En la actualidad funcionan en todo el mundo 53 puertos espaciales, la mayoría en China, Europa, Rusia y Estados Unidos. No obstante, se han propuesto unos 30 nuevos emplazamientos, muchos de ellos en países que históricamente no han tenido gran presencia en el espacio como Australia, Indonesia y Perú, según el informe de Boston Consulting Group (BCG) “A Launching Pad for the New Space Economy”.

El número de satélites lanzados no ha dejado de aumentar en la última década, quintuplicándose solo en los últimos cinco años. El análisis de BCG demuestra que se lanzarán al menos 24.000 satélites entre 2023 y 2030. Sin embargo, esa cifra podría alcanzar casi los 40.000 en función del progreso de las megaconstelaciones planificadas. Además, la exploración espacial también se
está acelerando, con 170 misiones previstas de 2022 a 2031, más del triple de las lanzadas en la última década. 

El número de satélites lanzados no ha dejado de aumentar en la última década. Foto: MDZ.

El sector de los lanzamientos crece casi con la misma rapidez.

Aunque el mercado experimentó un descenso en la actividad inversora global en el 2022, casi 430 compañías recibieron alguna inversión ese año y las diez mayores operaciones supusieron los US$700 millones de dólares en financiación, un aumento del 18% en comparación con el monto de 2021. A pesar de los cientos de nuevas empresas emergentes en economía espacial, el mercado sigue caracterizándose por un pequeño grupo de empresas con posiciones sólidas, como SpaceX.

La industria aeroespacial en Argentina y Latinoamérica

Argentina actualmente cuenta con 130 pymes espaciales y alrededor de 7.500 personas trabajando en la industria, según el  anuncio del programa Potenciar Satelital y Aeroespacial 2023; aunque estas cifras podrían crecer en los próximos años. Como parte de esta iniciativa, el Ministerio de Economía del Conocimiento invertirá este año $950 millones de pesos para que empresas de la industria puedan acceder a maquinaria, insumos y contratación de personal, entre otras acciones.

Argentina actualmente cuenta con 130 pymes espaciales y alrededor de 7.500 personas trabajando en la industria. Foto: MDZ.

Otro de los actores en la región es Perú, quien estableció un acuerdo entre la Fuerza Aérea del Perú (FAP) y la Agencia Espacial del Perú (CONIDA) con el Comando Espacial de los Estados Unidos para el uso pacífico y responsable del espacio. Esto permitiría la realización de proyectos en su territorio, como la construcción de antenas repetidoras, estaciones de control, diseño de un futuro
puerto espacial y sitios de lanzamiento de vehículos espaciales. 

En la misma línea, BCG sostiene que los gobiernos suelen considerar el desarrollo de puertos espaciales como un medio no solo para impulsar la economía, sino también para alcanzar objetivos nacionales más amplios, como el establecimiento de la soberanía en el cada vez más importante ámbito espacial. Por esta razón, el desarrollo de nuevos puertos espaciales continuará creciendo,
independientemente de la volatilidad del mercado de lanzamiento o del clima de inversión. Sin embargo, la competencia por conseguir clientes será feroz. Los nuevos operadores tendrán que competir con los más fuertes y disponer de los medios para operar durante años antes de obtener la rentabilidad esperada.

Archivado en