Opinión

De “unicornios” a “camellos”: el radical cambio de los emprendedores en tiempos de crisis bancaria

La inversión en startups de Argentina y el mundo fluctuó en los últimos años. Por este motivo, los emprendedores tuvieron que dar un giro radical para sostenerse, pasando de tener empresas “unicornio” a “camellos”. Matías Massotti analiza este presente para MDZ.

Matías Massotti lunes, 24 de abril de 2023 · 22:04 hs
De “unicornios” a “camellos”: el radical cambio de los emprendedores en tiempos de crisis bancaria
Los emprendedores tuvieron que dar un giro para sostenerse, pasando de tener empresas “unicornio” a “camellos” con capacidad de resistir en ambientes hostiles. Foto: Gentileza: Blogspot.

No todo depende de esos emprendedores, el rol de los bancos fue clave para ayudar a sortear la crisis y salir los más airosos posibles. Hasta no hace tanto, las fuentes de financiación para las startups parecían inagotables. De acuerdo al informe anual de la Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla (Arcap), la inversión en emprendimientos en el país experimentó un crecimiento constante entre 2015 y 2018, alcanzando un pico en 2019 con más de 550 millones de dólares invertidos.

Sin embargo, a raíz del Covid-19 y la recesión global en 2020 se registró una caída del 38% en la inversión. La debacle continuó y, de acuerdo al estudio realizado por la Arcap y el programa Microsoft for Startups, el desembolso de fondos cayó 22,3% el año pasado, respecto del mismo período de 2021.}

Es decir, que la caída que se inició con la crisis sanitaria y económica a nivel mundial fue sólo el comienzo de una etapa que, según a los analistas, se asemejará a un “desierto”. En este contexto, los empresarios se ven obligados a adaptarse a las desafiantes condiciones del mercado global.

Reducir a gastos esenciales que le permitan mantener su empresa funcionando.

Es así como las startupss que solían ser “unicornios” -empresas con un valor de mercado superior a los US$ 1000 millones-, con increíble éxito financiero-, debieron convertirse en “camellos” para resistir y sobrevivir al ambiente árido y desértico en el que se transformó el mercado.

La clave ahora está en almacenar y administrar recursos para probar su resistencia, enfocarse en la estabilidad financiera a largo plazo y soportar largos períodos sin resultados inmediatos.

Algunas medidas que pueden tomar los emprendedores de una startup, independientemente del tipo de empresa, son:

  • Reducir costos, limitándose a realizar sólo gastos esenciales, que le permitan mantener su empresa funcionando.
  • Diversificar su oferta de productos o servicios para adaptarse a las nuevas demandas del mercado. 
  • Apostar a una innovación tecnológica que les permita acomodarse a las nuevas circunstancias manteniéndose competitivos.

Bancos al salvataje

En medio de la disminución de inversiones, debido a la crisis económica y sanitaria, los bancos de Argentina y el mundo han implementado varias medidas para apoyar a las startups. Algunas de las más usuales en este contexto consisten en otorgar préstamos con bajas tasas de interés, ofrecer el refinanciamiento de deudas y brindar flexibilidad en los requisitos de préstamos.

En el caso argentino, algunos de los bancos más importantes implementaron programas de financiamiento, a través de líneas de crédito. Estos préstamos, con plazos y tasas de interés preferenciales, fueron clave para ayudar a las empresas a mantenerse a flote y evitar la quiebra.

Matías Massotti pone el foco en la capacidad de adaptación de los empresarios en contextos complejos.

* Matías Massotti, CEO de Go Doctor

Archivado en