Opinión

Reducir las brechas de género no puede ser una opción, debe ser una realidad

La secretaria para la Igualdad de Género de la Ciudad de Buenos Aires, Marisa Bircher, se refiere en esas líneas a la realidad que atraviesa la vida de miles de mujeres al momento de buscar una inserción en el mercado laboral. Sostiene que el foco sigue estando en reducir las brechas de género.

Marisa Bircher jueves, 8 de septiembre de 2022 · 14:35 hs
Reducir las brechas de género no puede ser una opción, debe ser una realidad
La brecha de genero sigue siendo un obstáculo para muchas mujeres, especialmente jóvenes, para lograr una inserción en el mercado laboral. Foto: Ciudad de Mendoza

Actualmente, más del 35% de las mujeres jóvenes del mundo no trabaja ni estudia, según los últimos datos publicados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esto implica un gran desafío, y múltiples oportunidades, asociadas a trabajar por la igualdad de género y por un mercado de trabajo eficaz e inclusivo, que brinde oportunidades de empleo genuino a los y las jóvenes, oportunidades de educación y formación de calidad a aquellos que aún no se han incorporado al mismo. Por eso, no podemos dejar de lado los desafíos y las múltiples oportunidades que están asociados a trabajar por la igualdad de género.

La informalidad, los salarios más bajos que los varones y el difícil acceso a puestos de liderazgo, son algunas de las cuestiones que afectan la vida de las mujeres a nivel local e internacional. Por lo tanto, actuar para reducir estas brechas es nuestra prioridad. Sabemos que la brecha mundial se ha reducido ligeramente. Sin embargo, al ritmo actual, se esperan 132 años para lograrlo.

Los datos en América Latina y el Caribe, lamentablemente, son similares. Las cifras de la OIT muestran una brecha levemente menor que el promedio mundial, pero el porcentaje aún sobrepasa el 30% de mujeres sin empleo ni estudio. Esta diferencia nos coloca en el cuarto lugar del mundo con las mayores desventajas para las jóvenes.

Para poder trabajar, estudiar, salir y vivir, las mujeres nos vemos atravesadas por las tareas de cuidado. Como resultado de la distribución desigual de responsabilidades en el hogar, enfrentamos limitaciones sustanciales en el tiempo disponible.

En la Ciudad, dedicamos, en promedio, dos horas más por día al trabajo doméstico no remunerado, que los hombres. Estos son datos que reflejan cómo se ven afectadas las mujeres en su participación en el mercado laboral y en sus posibilidades de liderar y desarrollar una empresa.

Marisa Bircher, secretaria para la Igualdad de Género del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En movimiento

Desde la Secretaría para la Igualdad de Género, trabajamos todos los días para que la igualdad sea una realidad. Brindamos herramientas que promueven mayor inserción, mejores empleos y más acceso a herramientas financieras. Realizamos capacitaciones en educación financiera, que alcanzarán a más de 6 mil mujeres, para lograr el empoderamiento a través del manejo de la economía personal, teniendo en cuenta la perspectiva de género.

En la Ciudad trabajamos para acercar las oportunidades de trabajo dentro del sector IT y ampliar la participación de las mujeres en la industria. El programa Codo a codo cuenta con más de 60 mil ciudadanos/as inscriptos para adquirir herramientas que facilitan su inserción laboral en el sector de informática. Se establece un cupo del 50% de vacantes para mujeres, permitiendo incrementar sus capacitaciones en habilidades tecnológicas y así, poder insertarse en la industria de la programación.

Además, contamos con una iniciativa de formación para más de 100 mujeres estudiantes de carreras sociales. Mediante instancias teóricas y prácticas, se capacitan en herramientas STEM tales como Big Data, Data Science, Estadística para la toma de decisiones y Metodologías Ágiles.

En un mundo que cambia a pasos acelerados, las mujeres vienen impulsando transformaciones que nos ponen por delante el desafío de trabajar en conjunto para construir ciudades y sociedades comprometidas con la igualdad de género, donde todas las personas tengamos las mismas oportunidades.

Esto implica hacernos cargo de las desigualdades que tenemos naturalizadas y empezar a cambiarlas para reducir los obstáculos que impiden a las mujeres decidir cómo quieren vivir y qué proyectos quieren desarrollar.

Nuestro compromiso es claro; trabajar para las mujeres es trabajar por una sociedad más igualitaria. En el Portal de Género podés encontrar toda la información, talleres y capacitaciones que realizamos para trabajar por el desarrollo de todas las mujeres de la Ciudad: www.buenosaires.gob.ar/igualdaddegenero.

Marisa Bircher

Secretaria para la Igualdad de Género

Archivado en