Lo que hay que saber para comprar criptomonedas siendo principiantes

Lo que hay que saber para comprar criptomonedas siendo principiantes

Antes de introducirse por primera vez en el mundo de las criptomonedas, es importante analizar una serie de factores muy importantes. Se trata de inversiones en las que se puede ganar mucho pero también dilapidar todo el capital. Claves para minimizar los riesgos.

Inversor Global

Inversor Global

Por Santiago Coates*

Hace algunos años, el mundo de las criptomonedas sólo era popular entre los informáticos, debido a su alto carácter tecnológico. Sin embargo, poco a poco comenzó a crecer y ahora es conocido por gran parte de la sociedad general.

Como resultado, cada vez más personas desean involucrarse para, principalmente, ganar dinero, ya que existieron numerosos casos de jóvenes que se hicieron millonarios y famosos gracias a estos activos.

Desafortunadamente, no todo es color de rosas. Para invertir en criptomonedas adecuadamente y no fracasar en el intento, es importante analizar en profundidad una serie de cuestiones.

Invertir en criptomonedas puede ser rentable, siempre y cuando se contemplen algunos factores. Fuente: Pexels.

Volatilidad

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las criptomonedas son activos muy volátiles, lo que quiere decir, en simples palabras, que las probabilidades de que sus precios fluctúen violentamente, tanto al alza como a la baja, son muy altas.

Sólo basta con analizar el comportamiento pasado de algunas criptomonedas para notar esta cualidad. Observemos el caso de bitcoin y ether.

Desde mediados del 2010 hasta la actualidad, el bitcoin se revalorizó un 38.800.000%, aproximadamente. Por su parte, ether creció más de un 8.900% en los últimos cinco años. En este caso, el aumento de popularidad se debió a las ventajas de la blockchain Ethereum para el desarrollo de contratos inteligentes (smart contracts) y aplicaciones descentralizadas (DApps, por su acrónimo en inglés).

Y así como bitcoin y ether, hay y habrá cientos de interesantes proyectos que aún están en fase de crecimiento, o incluso de desarrollo, que podrían masificarse de la misma forma, beneficiando a sus respectivas criptomonedas.

El bitcoin creció de manera exponencial en la última década, pero también registró fuertes desplomes. Fuente: Pexels.

No obstante, al ser activos relativamente nuevos y con no mucho tiempo en el mercado (poco más de una década no es una cantidad significativa para el entorno financiero), las criptomonedas también pueden caer con la misma fuerza.

Desde diciembre de 2013 hasta enero de 2015, la cotización de bitcoin cayó cerca de un 87%. Posteriormente, prácticamente lateralizó hasta octubre del mismo año. En los dos años siguientes, la popular criptomoneda se revalorizó un 8.200%, hasta diciembre del2017, momento en el que arrancó una etapa correctiva que acumuló una baja del 84% en exactamente un año.

Más recientemente, marcó su máximo histórico de US$ 69.000 en noviembre del 2021 y comenzó a caer hasta los US$ 19.000 actuales, lo que se traduce en una caída del 73%.

Quien realizó un “all in” en los ciclos alcistas de bitcoin u otras criptomonedas, es decir que colocó el 100% de su capital destinado a inversiones, logró amasar una gran fortuna. Sin embargo, aquel que entró al mercado en un mal momento o vendió antes de tiempo pudo haber perdido todo o casi todo.

Antes de lanzarse a comprar criptomonedas, es esencial tener en cuenta la alta volatilidad y contemplar los posibles escenarios bajistas.

Las caídas de las criptomonedas pueden acabar con todo el capital de un inversor. Fuente: Pexels.

Seguridad

Por otra parte, es importante prestarle especial atención a la seguridad en el manejo de criptomonedas. La ventaja de los activos descentralizados es que son muy difíciles de robar, por su naturaleza encriptada.

Sin embargo, esto no impide que pueda perderse el capital por olvidar la contraseña del exchange o wallet o por realizar una transferencia equivocada.

A diferencia de lo que sucede con el sistema financiero y bancario convencional, en el ámbito de las criptomonedas resulta casi imposible dar marcha atrás en caso de cometer una equivocación, que nos haga perder acceso a la tenencia.

Por lo tanto, antes, durante y después de comprar estos activos, hay que realizar un seguimiento y estar muy atentos a las contraseñas, la verificación de dos pasos, las redes a las que nos conectamos y un largo etcétera.

Las compañías intermediarias hacen todo lo posible para que la experiencia operando criptoactivos sea la mejor, pero aun así tenemos que ser responsables e inteligentes con todo lo vinculado a la protección de datos.

En este punto, también hay que tratar de diversificar entre varios exchanges y wallets para reducir las probabilidades de perder todo el capital de inmediato. Podemos tener una billetera para bitcoin y otra para ether, distribuir la tenencia en partes iguales, etc.

Es importante proteger los datos al operar criptomonedas como bitcoin. Fuente: Pexels.

Estrategia

Tal como sucede con la inversión en activos convencionales, antes de comprar criptomonedas, es importante tener una estrategia que contemple nuestros objetivos y el horizonte temporal.

No es lo mismo querer aprovechar una tendencia alcista de corto plazo con poco dinero para “probar suerte” que apuntar a incrementar el capital de la forma más segura posible de cara a la jubilación.

Tampoco es lo mismo comprar una criptomoneda y luego no poder dormir por las noches por miedo a perder todo el dinero que invertir de forma tal que podamos continuar con nuestra vida sin preocupaciones.

Todos estos factores deben ser analizados al armar una estrategia de inversión, y en especial al comprar criptomonedas, las cuales, como ya vimos, son muy volátiles y variadas.

Es importante tener una estrategia que contemple nuestros objetivos y el horizonte temporal. No es lo mismo querer aprovechar una tendencia alcista de corto plazo con poco dinero para “probar suerte” que apuntar a incrementar el capital de la forma más segura posible de cara a la jubilación.

Si no tenemos un plan sólido y estructurado, entonces nuestro éxito a largo plazo estará condenado.

Para triunfar en el mercado de criptomonedas es preciso tener una estrategia sólida. Fuente: Pexels.

Diversificación

Asimismo, resulta muy importante tener en cuenta la diversificación de criptomonedas. Si bien muchas de ellas mantienen una alta correlación entre sí, lo que quiere decir que se comportan de formas similares, algunas otras se desempeñan independientemente.

Al tratar de diversificar una cartera de criptomonedas, se debe contemplar la inclusión de stablecoins, monedas que están ligadas a activos convencionales y menos volátiles como el dólar estadounidense o el oro, por ejemplo.

De esta forma, seguimos manteniendo criptomonedas, pero la volatilidad general del portafolio será menor, lo que brindará estabilidad y tranquilidad.

A su vez, hay que diversificar entre proyectos. Hoy en día, los activos digitales están vinculados a diversas temáticas: contratos inteligentes, metaverso, juegos, seguridad, refugio de valor, tecnología, medicina, etc.

Tal como sucede con las acciones, resulta necesario visualizar hacia dónde va el mundo y qué activos pueden comportarse mejor en el futuro. Comprar criptomonedas por primera vez puede ser una tarea emocionante, pero no por ello tiene que ser realizada como diversión. El objetivo es aprender y ganar dinero, por lo que hay que tener estos cuidados y analizar los factores más importantes.

 

*Santiago Coates es licenciado en Administración de Empresas y Comunicador. Analista e investigador de inversiones cripto en Inversor Global.

 

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?