Alertan que la producción de vinos podría verse afectada por el cepo

Alertan que la producción de vinos podría verse afectada por el cepo

Tras las nuevas medidas del Banco Central, los bodegueros tendrá que subir los precios de sus vinos. Por ende, MDZ Radio habló con el titular de Bodegas de Argentina Milton Kuret, quien detalló la situación de la industria y explicó la causa del posible incremento.

MDZ Radio

MDZ Radio

El nuevo cepo que impuso el Banco Central de la República Argentina (BCRA) para “restringir las importaciones y detener la fuga de dólares” ha despertado un gran malestar entre los diferentes empresarios que necesitan de las importaciones para fabricar y comercializar sus productos. Desde la industria de la vitivinicultura advierten que su actividad será uno de los más perjudicados. 

MDZ Radio entrevistó al director ejecutivo de Bodegas de Argentina (BDA), Milton Kuret, quien manifestó que esta situació puede hacer que el precio del vino vuelva a tener un incremento. Es que, según detalló, muchos insumos no se consiguen en Argentina y deben ser importados, lo que termina impactando en el valor del producto final.

No se trata de un proceso reciente, desde BDA indicaron el precio de los vinos ha subido un 45% durante estos último 5 meses debido a la alta inflación que se viene registrando desde inicios del 2022.

“El incremento del costo interanual de las materias primas ha provocado que los precios aumenten y el consumidor deba pagar más caro para obtener nuestros productos. Desconozco si algunos fabricantes ya aplicaron nuevos incrementos, pero el valor del vino dependerá de las importaciones y los índices inflacionarios”, dijo Kuret.     

El empresario remarcó que Argentina no produce dos insumos esenciales para la actividad del vinos y necesita importar para poder comercializar. “Nuestro país no posee la madera ni para fabricar los corchos ni para armar las barricas de robles en donde descansa el vino. Por eso, las bodegas deben importar desde Portugal para los corchos y desde los Estados Unidos el roble para las barricas”, comentó.   

Otra problemática a la que deben enfrentarse es al faltante de botellas para las bodegas de alta gama. "Hay botellas para bodegas que deciden optar por los formatos estándar. Pero hay un desabastecimiento de botellas consideras de alta gama, porque las mismas se deben importar y en este momento se nos está haciendo imposible", comentó. 

A pesar de que el precio del vino ha aumentado en las góndolas, Kuret destacó que "los consumidores siguen apostando por nuestros productos, que se acercan a los valores pre pandemia, donde el consumo marcó cifras históricas”. “Durante este tiempo, las ventas arrojaron valores históricos, muy buenos. Ahora, nos estamos acercando a estos números y creemos que hay un saldo positivo, un 3% más que el año pasado”, sentenció. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?