La crisis de la Industria del vino y la encrucijada de las exportaciones

La crisis de la Industria del vino y la encrucijada de las exportaciones

El CEO de Bodega Trivento y miembro del Consejo Empresario Mendocino, Marcos Jofré, fue entrevistado en MDZ Radio y habló de la complicada situación actual de la vitivinicultura nacional.

MDZ Radio

MDZ Radio

La vitivinicultura de Mendoza es una de las industrias más reconocidas en el mundo por sus varietales, suelos y métodos productivos. Sin embargo, este sector se encuentra en una encrucijada que pone en peligro sus exportaciones en el mundo: “vender más barato sus productos para quedarse con un amplio volumen de ganancias o vender más caro para recuperar sus costos de producción poniendo en riesgo sus ventas a futuro”. 

Ante este dilema, MDZ Radio se comunicó con Marcos Jofré, el primer CEO mendocino de la Bodega Trivento y miembro del directorio ejecutivo del Consejo Empresario Mendocino (CEM), para conocer su punto de vista acerca de las posibilidades económicas que tiene la industria para crecer en este 2022. 

Actualmente la actividad atraviesa una crisis que proviene de “actores externos” al sector productivo, provocando la pérdida de competitividad . “Desde el año pasado venimos sufriendo la suba del transporte logístico internacional, generando que nuestros productos en el exterior salgan más caro en las góndolas del consumidor final”, arrancó diciendo Jofré. 

“ El otro componente externo que nos está pegando es el atraso cambiario, teniendo inflaciones altas con un dólar que no se ha podido acomodar a la suba de precios. Por lo tanto, repercute en el precio final y nuestros productos se han encarecido en este tiempo”, agregó el entrevistado. 

El empresario también describió que la vendimia de este año fue baja y provocó el incrementó del precio de la uva. “Nuestra industria tiene costos propios con índices inflacionarios que están por encima de otras industrias. Las botellas han subido un 48% y para junio se esperan incrementos por arriba del 15%. Entonces, para cerrar este 2022 se estima que haya subido un 80% anual su precio”, describió.    

“El 6,6% de inflación en dólares nos afecta tanto para adquirir los insumos como también para desacoplar los precios de producción a los de consumo”, sumó Jofré

Ante este contexto, el empresario enfatizó que ninguna empresa quiere subir los precios de sus productos, ya que al incrementarlos podrían perder sus ventas futuras. Sin embargo, destacó que la industria es muy competitiva y que si es posible que algunos empresarios tomaran la decisión de vender más barato para quedarse con “el volumen del mercado”. “Difícilmente en las góndolas no tendrán un precio real de lo que está pasando en el mercado”, afirmó.

Para finalizar, Jofré expresó que con este contexto tan retroactivo de la industria vitivinícola nacional nadie está ganando y que todas empresas están siendo golpeadas, salvó que sea una compañía que venda vinos considerados de media y alta gama y que puedan costear estos valores productivos. “ Son aquellos que venden vinos de alta gama  y que estos costos productivos no los desequilibran tanto, pero los más perjudicados son los del mercado interno y eso provoca licuar costos, donde se mueve la mayor cantidad hablando de litros y producción de la industria”, cerró. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?