Historias

Tres empresas que fueron gigantes en su momento y hoy luchan por sobrevivir

Muchas compañías que lideraron en el pasado no supieron adaptarse y hoy apenas se mantienen en el mercado.

Inversor Global
Inversor Global viernes, 4 de febrero de 2022 · 07:00 hs
Tres empresas que fueron gigantes en su momento y hoy luchan por sobrevivir
Foto: Pixabay

Son muchísimas las empresas que en el pasado eran enormes y hoy, lamentablemente, ya no existen o están luchando por sobrevivir.  Esto se debe, en la mayoría de los casos, a que se han trabado por la barrera tecnológica o no supieron cómo adaptarse a los grandes cambios del entorno. Hoy en día, si una empresa quiere triunfar, debe estar a la vanguardia.

Blockbuster

Fundada en 1985, esta empresa se mantuvo como una de las líderes en entretenimiento por más de diez años.  El concepto era simple, económico y práctico para su época: alquilar películas.

En la época dorada de Blockbuster, el internet aún no era extremadamente popular y común como ahora, por lo que era normal ver películas a través de VHS. Estos eran particularmente costosos, por lo que alquilarlos era una opción mucho más barata y razonable para aquellas personas que querían ver una película que ya se había estrenado en el cine.

Las personas que utilizaban este servicio elegían una película del catálogo que la tienda tenía disponible y acordaban la duración del contrato de alquiler. Luego, la persona se llevaba los VHS y, llegada la fecha de vencimiento, los devolvía.

En el año 2000, a Blockbuster se le presentó la que, si hubiese cerrado, habría sido la mejor operación de su vida: la adquisición de una pequeña empresa llamada Netflix. En aquel entonces, el gigante del streaming se dedicaba al alquiler de películas vía domicilio y fue ofrecida en venta en 50 millones de dólares.

Desafortunadamente, Blockbuster rechazó la oferta, ya que no estaba interesado en esa pequeña marca y consideraba poco rentable un servicio a domicilio si el cliente podía ir físicamente.

Tan solo 4 años después, Netflix alcanzó el millón de suscriptores y Blockbuster lanzó un sistema hibrido de alquiler online llamado Blockbuster Total Access, que, si bien contó con muchos usuarios, sus resultados económicos no fueron muy buenos.

En ese momento, aunque esta empresa se seguía manteniendo como líder, sus ventas ya no eran tan prometedoras por la televisión por cable y la llegada del DVD.

Blockbuster no supo adaptarse a los cambios, sobre todo al consumo de contenido por streaming, por lo que les hizo perder mucho dinero año tras año a los accionistas. En 2010, se declaró en bancarrota.

A pesar de intentar restructurarse, fue adquirida por Dish Network, uno de los proveedores más importantes de la televisión por cable en Estados Unidos, el cual cerró tiendas físicas y buscó convertirla en una empresa de películas y series por streaming como Netflix. Sin embargo, el plan no prosperó y nuevamente fue declarada en bancarrota en 2014.

Nokia

Nokia fue el gigante de la comunicación durante muchísimo tiempo.  Durante 14 años consecutivos, la empresa fue la marca líder en telefonía móvil del mundo. Originaria de Finlandia, llegó a aportarle a ese país más del 25% del crecimiento económico entre 1998 y 2007.

Uno de los grandes errores de Nokia fue prestarle únicamente atención al hardware de sus productos y no el software. La empresa fue bastante conservadora en cuanto a innovación. Su derrumbe provino a partir del 2007, año en que Steve Jobs presentó el dispositivo que revolucionaría la forma de comunicarnos y que marcó un antes y un después en la historia de la telefonía móvil: el iPhone.

El éxito del iPhone y sus competidores como Samsung fue enorme, por lo que Nokia intentó adaptarse, pero ya era demasiado tarde. Así como Apple tenía su sistema operativo iOS, Nokia intentó crear su propio sistema operativo. ¿El resultado? Un nuevo fracaso.

En 2011, buscó una alianza estratégica con Microsoft, ya que esta empresa es líder en el campo del software. De esta manera, Nokia invirtió dinero en investigación, desarrollo y publicidad y lanzó al mercado la serie Lumia con Windows Mobile.

En un principio comenzó a crecer, pero su éxito duro poco, ya que el sistema operativo no era tan intuitivo como iOS o Android. Posteriormente, Microsoft adquirió los derechos de Lumia y muchos trabajadores con contrato originalmente en Nokia pasaron a Microsoft. Sin embargo, el proyecto fue un fracaso.

Actualmente Nokia continúa como empresa dedicándose al negocio de redes NSN y, si bien sobrevivió, no es ni de cerca el monstruo que llegó hacer décadas atrás.

Kodak

Fundada en 1982, Kodak fue una de las empresas más importantes del mundo de la fotografía. En 1975, tenían el monopolio de los rollos de películas, pero desestimaron desarrollar comercialmente este producto. Un gran error que fue aprovechado por empresas como Sony.

El fracaso de Kodak se debió principalmente a dos causas: la primera fue que, si bien innovaron en la fotografía digital, no lograron comprender todo su potencial siendo desplazados por marcas cómo Sony o Canon.

La segunda causa fue el cambio en el gusto de los consumidores. Con la innovación en teléfonos como el iPhone, cuyas cámaras eran bastante buenas, menos gente decidió adquirir una cámara digital que para fotos ocasionales (y no tan ocasionales) ya no era necesaria. Por otra parte, la posibilidad de tener miles de fotos en la computadora o en un pendrive redujo drásticamente la demanda de álbumes de fotos impresos.

En 2010, la compañía estaba prácticamente en quiebra y la Bolsa de Valores de Nueva York quería excluirla de cotizar en ella porque sus acciones valían menos de 1 dólar. En 2012, la empresa anunció una restructuración, pidieron un préstamo y pudieron salir a flote incluyendo otros productos como la comercialización de relojes, cuadros, etc. En 2020, también incluyeron productos farmacéuticos. Pero el rumbo se perdió por completo.

Archivado en