Tres carteras de inversión para la Argentina post PASO

Tres carteras de inversión para la Argentina post PASO

Los expertos de Inversor Global analizaron el contexto económico local e internacional y comentaron cómo están compuestas sus carteras de inversión.

Inversor Global

Inversor Global

A pesar de que las elecciones PASO del pasado domingo no determinaron el futuro del país, sí que marcaron un inicio. Desde aquel día, los mercados comenzaron a contar con una mayor volatilidad y el público argentino empezó a ver con buenos ojos los activos locales. En esta línea, el equipo de Inversor Global decidió analizar brevemente el contexto y tres de sus analistas detallaron cómo están compuestas sus carteras de inversión.

Poca exposición local

En primer lugar, el analista Darian Yane recomendó una cartera con un 70% de Cedears, un 20% de instrumentos de renta fija y un 10% de acciones argentinas.

Entre los Cedears, se destacan algunas empresas tecnológicas como Facebook (FBC) y Square (SQ) y algunas compañías más estables como Visa. La clave está en mantener el portafolio balanceado con otros activos de otros rubros.

A su vez, la parte de renta fija sería simplemente un fondo común de inversión que invierta en bonos CER. De esta forma, el inversor obtendría una cobertura inflacionaria de manera sencilla.

En cuanto a las acciones argentinas, el bajo porcentaje solo estaría compuesto por empresas que sobrevivan a las crisis como Aluar (ALUA) o Mirgor (MIRG), siempre pensando en un horizonte de inversión de alrededor de dos años.

Escenario moderado

Contemplando un escenario positivo para el país, el especialista Diego Matianich tiene una cartera con un 60% de Cedears, un 25% de acciones argentinas y un 15% de instrumentos de renta fija.

Dentro de los Cedears, se destacan Intel (INTC), la cual tiene un PER muy bajo en comparación con las demás tecnológicas del sector; Alibaba (BABA), empresa china que fue muy castigada por las decisiones tomadas por el gobierno asiático; TSMC (TSM), centrada en los semiconductores; Lockheed Martin (LMT), enfocada en el armamento y la industria aeroespacial, Verizon (VZ) y Berkshire Hathaway (BRKB), el conglomerado de Warren Buffett.

Asimismo, la sección de renta fija estaría destinada al bono en pesos TX22 que ajusta por CER por si surgen nuevas oportunidades de inversión.

Por último, el porcentaje destinado a acciones argentinas estaría distribuido entre compañías que exporten y se vean beneficiadas por la reactivación, como el caso de Mirgor (MIRG), Ternium (TXAR) y Loma Negra (LOMA).

El mejor de los casos

En el mejor de los casos, Argentina se recupera muy positivamente y arranca un ciclo de crecimiento. En un escenario de estas características, el analista Bruno Perinelli recomienda una cartera de inversión con un 60% en Cedears, un 30% en acciones argentinas y un 10% de renta fija.

Dentro de los Cedears, tendrían lugar Amazon (AMZN), Alphabet (GOOGL), P&G (PG), JP Morgan (JPM), Barrick Gold (GOLD) y Pfizer (PFE), todas distribuidas en un 10%. De esta forma, se obtendría un comportamiento estable y se cobrarían dividendos trimestrales de forma constante.

A su vez, en renta fija habría que comprar el bono GD30, debido a su baja paridad, y la obligación negociable de Genneia (GNCWD) que vence en 2022 y paga una renta en dólares del 4% anual, aproximadamente.

El 30% restante enfocado en acciones argentinas estaría compuesto por un 5% de cada una de las siguientes empresas: Banco Francés (BBAR), Pampa Energía (PAMP), Mirgor (MIRG), Ternium (TXAR), Morixe (MORI) y Loma Negra (LOMA).

https://jwp.io/s/fssr3ZbX

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?