Martín Guzmán y el FMI, el motivo del estallido de Cristina Fernández de Kirchner contra Alberto

Martín Guzmán y el FMI, el motivo del estallido de Cristina Fernández de Kirchner contra Alberto

Alberto Fernández tuvo un fuerte cruce con la vicepresidenta por el futuro de Martín Guzmán. "Si lo tocan a él, me tocan a mí", afirmó el presidente.

Carlos Burgueño

Carlos Burgueño

"Si lo tocan a Guzmán, me tocan a mí", le contestó ayer Alberto Fernández a Cristina Fernández de Kirchner en la reunión que ambos mantuvieron en Olivos; sin que la vicepresidenta responda. Fue uno de los últimos capítulos de la tensa conversación de ayer, donde, hoy se supo en los hechos; los dos principales referentes políticos de la coalición gobernante no se pusieron de acuerdo ni en la manera de asimilar la derrota del domingo pasado, ni en la forma de relanzar al oficialismo.

La vicepresidenta consideró, sin embargo, que su mensaje había quedado en claro; y que, a lo sumo, el ministro de Economía permanecería en su cargo hasta que la crisis se haya digerido y que ella y el jefe de Estado se ponga de acuerdo en la manera de redireccionar el Gobierno hacia costas más radicalizadas. O, dicho de otra manera, kirchneristas.

Sin embargo, Cristina Fernández de Kirchner hoy estalló. Fue al mediodía, cuando Alberto Fernández protagonizó un nuevo acto en el Museo del Bicentenario (un lugar que la ex jefa de Estado considera su cubículo propio) y donde se lanzó un nuevo proyecto de ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas (un tema que siempre consideró suyo propio y donde el Presidente sólo debía obedecer). Para colmo, al evento invitó a gobernadores opositores, comenzando por el archienemido titular del Ejecutivo jujeño, Gerardo Morales, al que el kircherismo culpa y trata de "carcelero" de Milagro Sala.  

Sin embargo hubo otra cuestión que derivó en un estallido final. El principal referente de la presentación de ayer, con un lugar protagónico, fue el propio Martín Guzmán. Quién además se "permitió" hacer una defensa directa de sus negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI); algo que para la jefa de Estado debe ser consultado directamente con ella misma. Y sobre el que luego de las elecciones del domingo, no dio nuevos faros de dirección.

Supo minutos antes la expresidenta, tal como adelantó este medio, que Alberto Fernández le había dado a su ministro de Economía las instrucciones para que retome y acelere las negociaciones con el Fondo, y que se prepare para anunciarlo antes de las elecciones de noviembre.  Para Cristina Fernández de Kirchner, esta fue el punto culmine. Y fue en ese momento exacto en que se decidió a actuar. Mandó a su gente a firmar la renuncia, vaciar el Gobierno de Alberto Fernández, y presionar por un nuevo tiempo de la coalición gobernante.

¿Qué fueron lo que dijeron Alberto Fernández y Martín Guzmán en el Bicentenario? El presidente dijo que "con esta vocación estamos presentado esta ley, con todos los actores: los que gobiernan, los gobernadores, como Gerardo Morales que veo en pantalla, todos unidos en un trabajo común más allá de las diferencias políticas; los empresarios, los que trabajan en el sector y el Estado", remarcó el presidente. Y agregó: "Es la mejor forma de ir consolidando firmeza en los proyectos que encaramos".

Durante su discurso, Fernández también confirmó que este mismo miércoles el Gobierno presentará el proyecto de Presupuesto 2022, que será posible "gracias a que no tenemos que cumplir compromisos externos". "La realidad nos exige seguir adelante con el FMI. Si ese acuerdo no existiera, las condiciones serían otras; sería distinto en las posibilidades que tiene el Estado en promover el desarrollo que queremos promover y se vería afectada la obra pública, la educación, la salud, el crédito para la empresa", dijo.

 Por su parte, Guzmán habló de resolver "el endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional"  y de resolver los "problemas de la gente".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?