Falta de credibilidad: la importante alerta amarilla del mercado hacia el Gobierno

Falta de credibilidad: la importante alerta amarilla del mercado hacia el Gobierno

En la primera licitación importante de agosto el ministerio de Economía logró renovar unos $146.345 millones; esto es, el 65% de lo necesario.

Carlos Burgueño

Carlos Burgueño

Sin ser una amenaza importante y crucial, el mercado le dio ayer al Gobierno un alerta amarilla. La misma, apunta a la falta de credibilidad ante la política económica oficial. En la primera licitación importante de agosto, y con la necesidad de conseguir unos 224.000 millones de pesos, el ministerio de Economía logró renovar unos $146.345 millones; esto es, el 65% de lo necesario. Quedan fuera de la operación, unos $77.500 millones, dinero que quedará libre en estas horas para presionar a los dólares financieros.

Hasta julio, y durante todo 2021, Economía había podido renovar largamente superando la demanda a la oferta de deuda, todas las colocaciones de títulos públicos y letras que se ofrecían al mercado; controlando así las posibles presiones sobre la divisa y manteniendo en moneda local las emisiones de deuda. Aún en términos nominales abultados. Hasta el lunes tanto desde el oficialismo económico como la mayoría de los operadores privados, consideraban que la operación de ayer era complicada por el gran número de pesos que debía conseguir Economía, pero se pensaba que se lograría la renovación total de la deuda. Más teniendo en cuenta que dentro de los demandantes aparecerían, como siempre, los entes oficiales que tienen obligatoriamente la mutación al dólar prohibida.

Más teniendo en cuenta que la operación anunciada para ayer representaba una emisión del tipo "dólar linked". Esto es, que el operador tiene cubierta la tasa de interés atada a una eventual devaluación de la divisa oficial, algo que desde el Gobierno se rechaza casi como religión. Pero que si hubiera aún dudas, el título cubriría ese miedo. Aún así el mercado, al menos en parte minoritaria pero importante, desconfió. Y lo peor, esperará a esta semana para elegir alguna de las costosas y complicadas variantes de dólares financieros que hoy existen en el mercado cambiario argentino.

La operación de ayer apuntaba a la renovación del vencimiento más importante en los primeros siete meses del 2021, especialmente en los el Boncer TX21 y Badlar TB21; concentrados en su mayoría en inversores privados; a los que se le ofreció un menú de siete papeles con vencimientos entre 2022 y 2023 más los Linked.

En total el oficialismo recibió un total de $157.777 millones de valor nominal, y se adjudicaron unos $146.345 millones. Del monto captado, el 54% fue a títulos ajustables atados a la inflación (Lecer a febrero y a julio próximos y Boncer TX23 a 2023), un 30% dólar linked (a abril y noviembre de 2022) y 16% a tasa Badlar (a abril de 2022 y febrero de 2023). Con respecto a las tasas, el rendimiento real convalidado para los instrumentos CER subió en promedio al 2,8%. 

Hacia delante Economía debe medir cuanto del dinero en pesos que no eligieron el menú elaborado ayer, se redirige a los dólares y que precio están dispuestos a pagar para esta salida. Todos son pesos en blanco. No hay dinero en negro; con lo que todas las operaciones quedarán registradas en los mercados legales, oficiales y, de alguna manera, controlables.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?