El drástico cambio que tuvo el mercado automotor argentino en 10 años

El drástico cambio que tuvo el mercado automotor argentino en 10 años

De un mercado dominado por autos chicos y accesibles, en 2011, se pasó hoy a uno en el que reinan las pickups de alto precio. Cuestiones económicas, estrategias industriales y nuevas tendencias de la demanda. Menores ventas como consecuencia de una clase media golpeada

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Cuestiones económicas, cambios de tendencias, estrategias industriales y guerras entre marcas, son algunos de los motivos que provocaron una drástica transformación del mercado automotor en los últimos diez años. Para confirmar este fenómeno basta comparar los 0km más vendidos hoy en relación a los que los argentinos elegían en 2011.

Por ejemplo, en julio de ese año, el ranking de los 10 modelos que lideraban las ventas estaba encabezado por el Volkswagen Gol, un vehículo que ocupó ese lugar por más de 15 años. El segundo puesto era para el Chevrolet Classic, nombre que adoptó el bautizado inicialmente como Corsa.

La lista continuaba con el Renault Sandero, el Peugeot 207, el Volkswagen Bora, la Ford Ecosport, la Toyota Hilux, el Fiat Uno, el Volkswagen Surán y el Ford Focus.

En cambio, según los patentamientos del mes pasado, difundidos por la asociación que agrupa a las concesionarias (ACARA), los modelos más vendidos fueron el Fiat Cronos, la Toyota Hilux, el Volkswagen Gol, la Ford Ranger, el Peugeot 208, la Volkswagen Amarok, el Toyota Etios, el Toyota Yaris, la Renault Kangoo y la Nissan Frontier.

El primer dato que surge de la comparación es la pérdida de terreno los modelos hatchbacks y sedanes.

Mientras que en 2011 había siete vehículos con esas siluetas, en julio último eran solamente cinco. Esta es una tendencia a nivel mundial que sigue creciendo. En otros países, su lugar está siendo ocupado por los SUV, el diseño estrella de los últimos años.

En la Argentina, ese espacio es cubierto por las pickups. Las restricciones a la importaciones hace que la oferta de Sport Utility Vehicles tengan poca oferta y la demanda busque las pickups tope de gama que cuentan con un alto nivel de equipamiento y confort, equiparable a los modelos del otro segmento.

Además, cuentan con la ventaja de no pagar impuestos internos, lo que les permite llegar al público con un precio más competitivo.

Estos motivos, más la fuerte demanda de sectores como el agropecuario, minero o petrolero, convirtieron a las “chatas” en un boom de ventas.

Es por eso que en el ranking del mes pasado, cuatro lugares de los primeros diez estén ocupados por estos modelos. Hace diez años, sólo la Hilux se ubicaba en el ”top ten”.

Esta perfomance se explica también por la especialización que tiene la Argentina, desde hace años, en la producción de pickups. A estas marcas hay que sumarle, por ejemplo, la Renault Alaskan.

Otro dato que surge de esta comparación es el perfil del mercado. Que cuatro pickups estén entre los modelos más vendidos, teniendo en cuenta que son vehículos con un precio elevado, muestra que los compradores de vehículos son de un poder adquisitivo superior al de diez años atrás.

En 2011, el ranking estaba dominado por vehículos más accesibles, como el Gol, Classic, 207, Sandero o Uno.

Si se toma como referencia en primer puesto de ventas, mientras una década atrás el líder tradicional era el VW Gol, en los últimos años la pickup Hilux es el vehículo que acostumbra a liderar el mercado, un modelo que triplica en precio al chico de la marca alemana. Este año se ubica en el segundo puesto, atrás del Cronos, por una política muy agresiva en materia de ventas de la marca italiana, pero en una disputa muy pareja.

Esto puede explicarse por la situación económica que está afectando a la clase media, principal consumidor de esos modelos.

La pérdida del poder de compra de los salarios hace que para determinados sectores sea cada vez más difícil llegar a un 0km.

Esto se confirma con el volumen de las operaciones. En julio del 2011, se vendieron 71.000 unidades, mayoritariamente de vehículos chicos o medianos, mientras que el mes pasado se comercializaron 32.000, con alta participación de pickups que cuestan hasta $7.000.000.

El cambio de estos últimos años también muestra un reposicionamiento de marcas. Toyota fue creciendo en su participación y hoy tiene tres de los diez modelos más vendidos. Incluso, en meses anteriores llegó a tener cuatro, con la suma del Corolla.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?