Por qué las automotrices demoran entrega de 0km por planes de ahorro

Por qué las automotrices demoran entrega de 0km por planes de ahorro

Cada vez hay más quejas por la demora en la entrega de autos comprados a través de planes de ahorro. Se estima que hay 30.000 suscriptores esperando su vehículo. Una automotriz decidió dar de baja operaciones ante la imposibilidad de cumplir con los plazos.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

En los últimos meses, los suscriptores de planes de ahorro para la compra de autos está sufriendo grandes demoradas para acceder al 0km. Una demanda superior a lo esperado, por el aumento de la brecha cambiaria, sumado a los problemas con la importación de vehículos, provocaron que las automotrices no pudieran cumplir con los plazos de los contratos.

Se estima que hay unos 30.000 consumidores a la espera de su auto. Casi una tercera parte de esos vehículos ya están fuera del tiempo de entrega legal previsto. El resto tendría que pasar a manos de sus dueños en las próximas semanas, pero dependerá de la disponibilidad de unidades.

Por este motivo, crecen las denuncias de los suscriptores en los organismos defensa de los consumidores, aunque algunos ya decidieron presentarse directamente a la Justicia. Incluso, ya se aplicaron algunas multas.

El problema se inició hacia fin del año pasado. Algunas automotrices lanzaron promociones con sus planes de ahorro en los que ofrecían plazos de entrega garantizada, que iban de tres a seis.

En ese momento, el mercado tenía una demanda moderada. Se empezaba a retomar la actividad, después de la prolongada cuarentena.

Con el incremento de la brecha cambiaria, el consumo del sector comenzó a crecer más rápido que la oferta. Eso hizo que empezaran aparecer demoras para acceder a un 0km de forma convencional.

La propuesta de los planes de ahorro, con entrega garantizada, fue un atractivo para mucha gente que buscó, mediante este mecanismo, acceder en menor tiempo a su vehículo.

Paralelamente, la falta de dólares en la economía, llevó al Gobierno nacional a profundizar las trabas a las importaciones de vehículos. A esto se sumó que, a nivel mundial, los fabricantes tuvieran problemas por la crisis de los semiconductores o chips y la producción se viera limitada.

Con una demanda fuerte, algunas terminales locales venían privilegiando el abastecimiento de las ventas tradicionales y postergando la entrega de planes de ahorro, hasta que la situación se volvió explosiva, por la ola de reclamos.

Una automotriz, por ejemplo, dio de baja esta semana todas las adjudicaciones de algunos modelos desde julio para atrás, en un intento de comenzar a normalizar la situación. Así se lo comunicó a su red comercial.

Según estiman en el sector, la entrega se normalizará en dos o tres meses, aunque advierten que el cumplimiento con los compromisos con planes de ahorro podría significar un recorte del abastecimiento para el canal de las ventas tradicionales.

Más allá de la solución que se le pueda dar, el problema de fondo es la falta de modelos por los motivos explicados. Especialmente, por las demoras en la aprobación de los permisos de importación. Esto significaría que se mantengan las demoras de entrega o, incluso, agravarlas.

De total de las ventas del mercado, el 36% corresponden a operaciones realizadas por algún tipo de financiación. Los planes de ahorro representan el 54,6%  de las transacciones que se realizan en cuotas.

El último informe de la asociación que agrupa a las concesionarias (ACARA) muestra que, desde julio del 2020, las suscripciones de planes venían en aumento, aunque en los últimos dos meses tuvieron una baja, como consecuencia de los problemas de abastecimiento.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?