Fondo de inversión vs. fondo de cobertura: en qué se diferencian estos vehículos financieros

Fondo de inversión vs. fondo de cobertura: en qué se diferencian estos vehículos financieros

Aunque parezcan similares, los fondos de inversión y de cobertura cuentan con diferentes características y están pensados para diversos perfiles de inversión.

Gonzalo Andrés Castillo

Gonzalo Andrés Castillo

Al momento de confiarles nuestro dinero a los profesionales para que se encarguen de administrarlo de la mejor manera posible, encontramos dos clases de vehículos financieros: los fondos de inversión y los fondos de cobertura.

Qué es un fondo de inversión

Un fondo de inversión, fondo común de inversión o FCI, conocido en inglés como mutual fund, es un vehículo financiero administrado por profesionales del sector y regulado estrictamente para cumplir una serie de objetivos de inversión.

Básicamente, la compañía administradora de fondos recolecta el dinero de los inversores y lo invierte de la mejor manera posible según las necesidades de cada uno. De esta forma, por ejemplo, existen fondos de renta fija que invierten solo en bonos y están pensados para inversores de perfil conservador.

Por otro lado, también hay FCIs de renta variable que poseen acciones en cartera y están desarrollados para atraer a inversores de riesgo moderado o agresivo que busquen obtener un retorno positivo de capital en el largo plazo.

Independientemente de la estrategia escogida, todos los fondos de inversión deben seguir una serie de pautas establecidas por la entidad reguladora de mercado que buscan proteger al inversor.

Por ejemplo, si el fondo es de renta variable, está obligado a tener un porcentaje determinado fijo en renta variable. De lo contrario, estaría atentando contra las necesidades del inversor. Sin embargo, uno de los inconvenientes es que, en malas épocas de mercado, el fondo tiene que mantener los activos en cartera, generando una pérdida.

A su vez, los fondos de inversión son más accesibles, ya que prácticamente cualquier persona puede acceder a ellos, a pesar de contar con poco dinero o de no tener los conocimientos necesarios.

En qué consiste un fondo de cobertura

Por su parte, un fondo de cobertura o hedge fund es un vehículo de inversión que se asemeja conceptualmente a lo que es un fondo de inversión, pero con ciertas particularidades.

En primer lugar, los fondos de cobertura tienen muchas más libertades a la hora de operar, teniendo permitido abrir posiciones especulativas, comprar y vender en el corto plazo, operar derivados financieros y, en algunos casos, hasta pueden quedarse completamente líquidos si las condiciones del mercado lo requieren.

Básicamente, esta clase de fondos busca ganar dinero independientemente de la tendencia del mercado y sin importar el riesgo asumido, por lo que no es recomendable para inversores conservadores o moderados.

Además, en algunos casos, los propios miembros del equipo gestor tienen que depositar su dinero para garantizar que las estrategias tomadas también los afectarán directamente, evitando, así, que cometan maniobras ilegales o sumamente irracionales.

Otra de las diferencias con un fondo común de inversión es que un hedge fund no está disponible para cualquier persona ni en todas partes del mundo. Al tratarse de una categoría más exclusiva, solo se pueden operar en algunas regiones del mundo y cumpliendo ciertos requisitos de capital.

Como se puede observar, aunque a primera vista los fondos de inversión se asemejen a los fondos de cobertura, cada uno cuenta con sus particularidades que los hacen una mejor alternativa para diferentes perfiles de inversión.

 

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?