Qué tenés que saber para ahorrar en oro en Argentina

Qué tenés que saber para ahorrar en oro en Argentina

El metal precioso se perfila como una de las mejores alternativas frente a la crisis.

Inversor Global

Inversor Global

El coronavirus puso en jaque la economía global, provocando una gran recesión que afectó en mayor o menor medida a todos los países del mundo. La situación es complicada para todos, incluso para los países centrales, que tuvieron que adoptar políticas de contención para sus sectores productivos, poniendo el foco en la ayuda monetaria para sus ciudadanos.

El caso paradigmático sin dudas es el de Estados Unidos, que inyectó miles de millones de dólares como mecanismo para mantener el consumo interno y contrarrestar las pérdidas de las empresas que, debido a la disminución en el consumo, vieron mermada su producción.

La enorme emisión monetaria es, para algunos analistas en finanzas, una señal que genera desconfianza en los billetes estadounidenses. La divisa podría no ser el bastión fuerte que regule todas las transacciones económicas en un futuro próximo, más teniendo en cuenta el ingreso de las criptodivisas y el impacto transformador que la tecnología está generando en las finanzas.

De todas formas, este escenario se ve bastante lejano, más aún desde la perspectiva económica argentina. El dólar sigue siendo un bien muy preciado que define el valor real de los ingresos y ahorros nacionales. Con un peso débil y en constante depreciación, la adquisición de divisa extranjera es la opción más buscada tanto por las grandes empresas como por los pequeños ahorristas.

Pero las alternativas para invertir en dicha moneda se encuentran muy limitadas o acarrean grandes riesgos que no todos están dispuestos a correr. Es por eso que el viraje a los metales preciosos viene posicionándose como una eficaz protección del patrimonio.

¿Cómo comprar oro en Argentina?

Existen dos maneras de comprar oro localmente, una es a través de la compra directa y otra a partir de la adquisición de acciones correspondientes a compañías mineras, como Barrick Gold o la empresa Newmont. También es posible invertir en fondos cotizados que replican el precio del oro de forma aproximada.

Para la primera opción, se puede comprar oro en el Banco Ciudad. La entidad ofrece un servicio de guarda, entregando al comprador un certificado por su inversión. Muchas personas, de todas formas, optan por llevarse los gramos del metal precioso a casa, con los riesgos que ello implica.

¿Cómo invertir en oro en la bolsa?

Para la segunda opción, la compra de acciones de mineras sólo puede hacerse a través de una cuenta con un bróker que opere en el mercado estadounidense. También existe la posibilidad de llegar a ellas comprando Cedears, que pueden pagarse en pesos y que cotizan al tipo de cambio del Contado con Liquidación.

Cualquiera de las alternativas tiene sus ventajas y sus contras. Adquirir directamente una onza de oro, una moneda o un lingote conlleva el problema de su guarda y custodia, independientemente de si lo almacenan o no en el hogar. Guardar oro en un domicilio particular representa, indudablemente, invertir en métodos de vigilancia o en cajas fuertes que aseguren la protección del metal.

Por otro lado, contar con oro en formato físico dificulta un poco la capacidad de liquidez inmediata. Es necesario pasar por un proceso de venta, con todas las regulaciones pertinentes, incluyendo un precio acorde y un comprador respaldado, para obtener las divisas correspondientes para operar en cualquier mercado, ya sea interno o externo.

En cuanto a la operación en bolsa, para un pequeño o mediano inversor la única opción es la compra de Cedears por pequeñas porciones de acciones en empresas mineras, teniendo en cuenta que jamás lograron replicar con exactitud el valor real del metal y que presentan los riesgos propios de la compra de acciones empresariales, aspecto que no todo ahorrista pretende incorporar a sus decisiones financieras.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?