Inversor de largo plazo, sí; en cualquier lado, no

Inversor de largo plazo, sí; en cualquier lado, no

El horizonte temporal de tus inversiones depende en gran medida del mercado en el que estés pensando posicionarte. A continuación, las mejores alternativas en este sentido.

Inversor Global

Inversor Global

Por Matías Daghero

Los inversores focalizados en el análisis fundamental suelen inclinarse por oportunidades de inversión pensadas para el largo plazo. Uno de los máximos exponentes de este pensamiento, Warren Buffett, suele decir que uno debe invertir pensando en que el mercado va a estar cerrado durante los 10 próximos años.

Veamos un par de frases que Warren sobre este tema:

  • “Invierte siempre a largo plazo: alguien se sienta hoy a la sombra de un árbol que plantó hace mucho tiempo”.
  • “Cuando somos dueños de negocios extraordinarios con un equipo gestor extraordinario, nuestro horizonte temporal de inversión favorito es para siempre”.

Pero este consejo no se queda sólo en frases bonitas. Es algo que realmente funciona y los números lo avalan.

Los números en Wall Street

Si nos fijamos en los retornos de Wall Street a largo plazo, vemos que su rendimiento anual aproximado es de 9%, lo que se traduce en un importante éxito para los inversores posicionados en este mercado.

Y si nos fijamos en los casos de éxito particulares entre las empresas que cotizan en la bolsa estadounidense, el desempeño es incluso mejor. A continuación, podrás observar los mercados alcistas en azul (bull market en inglés) y los mercados bajistas en rojo (bear market) en Estados Unidos, desde el año 1926:

Como podrás observar, es mucho más el tiempo en el que los mercados se encuentran al alza. Las caídas se dan por períodos más cortos y de menor profundidad que las subas.

Mirando en retrospectiva este gráfico, si uno tuviera la mala suerte de haber ingresado en el instante previo a una crisis, en lugar de vender en medio del pánico la mejor decisión habría sido esperar a que pasara el tiempo sin mirar las cotizaciones, para luego encontrarse con que nuestras inversiones habían crecido en valor.

 

Qué sucede en Argentina

Pero este tipo de estrategia de inversión no funciona por igual en todos los mercados del mundo. Basta con mirar lo que sucede en nuestro país. Veamos cómo le habría ido a un inversor que hubiese apostado a largo plazo en algunas de las empresas argentinas más reconocidas: un inversor que hubiera colocado su capital en el año 2000 en YPF y en Banco Galicia, casi 21 años más tarde acumularía una pérdida del 86% y del 45% en dólares, respectivamente.

Sí, en el medio hubo períodos en las que se materializaron grandes ganancias, pero esto nos demuestra que las condiciones en el mercado argentino están dadas más para hacer trading que para invertir a largo plazo.

Sin embargo, no todos los inversores argentinos que invirtieron pensando en el largo plazo vieron cómo su capital terminaba afectado. Veamos lo que pasó con un par de acciones locales que forman parte de la economía del conocimiento y que no solo tienen ingresos de Argentina (menos vulnerables a nuestras sucesivas crisis): un inversor que hubiese invertido en el año 2007 en las acciones de Mercado Libre acumularía al día de hoy una ganancia del 5.400%. Por su parte, alguien que hubiera invertido en Globant en el año 2014, cuando debutó en bolsa, hoy acumularía un 1.900% de ganancia.

Dónde posicionarse

El mercado argentino no es el único que puede arrojar malos resultados en términos de inversiones a largo plazo. Veamos el caso de Japón, que luego de alcanzar su valor máximo en 1989 nunca más pudo volver a dichos niveles:

¿Cuál es el factor común en los mercados que crecen? El crecimiento del PBI.

Cuando el PBI de un país crece, se multiplica la capacidad de generar negocios de las empresas. Con esto, también subirán sus ingresos y utilidades. Y la valuación de toda empresa es fruto del descuento de los flujos de fondos futuros a una tasa determinada, por lo que, si se espera que estos flujos sean mayores, el precio de las acciones subirá.

En vista de que en el caso de Argentina y Japón ocurre lo contrario, el comportamiento de sus mercados de valores es negativo en periodos de tiempo largos. Para evitar verte afectado, es importante apostar por acciones cuyos negocios crezcan de manera próspera como en el ejemplo de Mercado Libre y que no dependan en gran medida del comportamiento de la economía local.

 

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?