Cómo pagar el alquiler invirtiendo en la bolsa

Cómo pagar el alquiler invirtiendo en la bolsa

Gracias a los instrumentos de renta fija, cualquier inversor podrá obtener una renta periódica con bajo riesgo.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Muchas personas que desconocen de finanzas optan por pagar el alquiler mensual directamente con los ingresos provenientes del sueldo, sin embargo, es posible comenzar a armar una estrategia de inversión para que el dinero equivalente al costo de la vivienda provenga exclusivamente del rendimiento de las inversiones.

Cartera de rentas

Para poder pagar el alquiler con el retorno de las inversiones se puede optar por armar un portafolio de rentas. Esto significa que los activos que lo componen reparten de manera periódica parte de la ganancia, por lo que se obtiene un ingreso estable que servirá para hacerle frente a los costos del hogar. Existen dos principales clases de activos que cumplen con esta característica.

Obligaciones negociables

En primer lugar, se encuentran las obligaciones negociables, también conocidas como bonos corporativos. Estos instrumentos financieros consisten en deuda que emiten las compañías y que adquieren los inversores a cambio de una tasa de interés. Debido a que la ganancia está previamente pactada, se consideran instrumentos de renta fija.

Normalmente, reparten la renta de manera trimestral, por lo que hay que comprar varias que tengan diferentes fechas de pago para poder obtener ingresos mensuales. Actualmente, se clasifican en dos:

  • Interés fijo: las obligaciones negociables de interés fijo ofrecen un retorno ya establecido al momento de su compra. Por ejemplo, 10% en dólares o 35% en pesos. El pago de la renta se puede dar en cualquier moneda de las mencionadas anteriormente, aunque se recomienda optar por las que ofrecen dólares para no perder contra la inflación local.
  • Interés variable: a su vez, están los bonos corporativos de interés variable. En este caso, la ganancia depende de factores que varían constantemente, como la devaluación (bonos dollar linked) o la inflación (bonos CER). En ambos casos, se busca mantener el poder adquisitivo, no obtener una gran diferencia de capital.

Acciones con dividendos

Por otra parte, también es posible gozar de una renta periódica mediante las acciones que paguen dividendos. Estos activos representan el patrimonio neto de una compañía. La ganancia puede provenir de dos partes: la valorización con el paso del tiempo o el reparto de dividendos.

Los dividendos no son más que la ganancia de la empresa que se distribuye entre los accionistas en concepto de rentabilidad. Normalmente, las más estables y con más trayectoria en el mercado brindan buenos dividendos.

Para poder comprarlas directamente en dólares, es necesario abrir una cuenta en el exterior. Sin embargo, mediante los Cedears se pueden comprar en pesos y desde una cuenta local.

De esta forma, armando una cartera diversificada que mezcle diferentes obligaciones negociables y diversas acciones que paguen dividendos, cualquier inquilino podrá pagar el alquiler con las ganancias periódicas de sus inversiones.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?