Buenas y malas noticias para monotributistas, y la esperanza del gobierno

Buenas y malas noticias para monotributistas, y la esperanza del gobierno

A pesar de que el retroactivo polémico fue eliminado, se cree que no les devolverá el dinero a los contribuyentes que lo pagaron. Qué pasará con ese dinero.

Carlos Burgueño

Carlos Burgueño

Ganancias, a tiempo

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) llegará en tiempo y forma a reglamentar las últimas regulaciones que restan oficializar para que comience a aplicarse la mejora en el impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría. Restan aún dos importantes decisiones para que los cambios positivos para los empleados en relación de dependencia que cobran hasta 150.000 pesos en bruto comiencen a cobrar sus salarios sin la aplicación del impuesto; pero ya es una realidad que será una medida efectiva desde la liquidación de los sueldos de junio que la mayoría de las personas perciben en julio. El organismo que maneja Mercedes Marcó del Pont asegura que antes del 20 de este mes estará publicado el aplicativo para que las empresas puedan descargar y realizar los nuevos cálculos. Según los privados, esa fecha es clave para que las gerentes y reparticiones de personal puedan llegar con tranquilidad a liquidar los salarios con las mejoras. Pero además la AFIP debe determinar aún cuál será el descuento que tendrán los empleados que cobran entre 150.001 y 173.000 pesos mensuales en bruto, quienes tendrán mejoras pero de menos grado que los que perciben salarios menores a 150.000 pesos. Ambas resoluciones podrían conocerse la próxima semana, con lo que comenzará a aplicarse en tiempo y forma la mejora de Ganancias.

Monotributo 1: malas noticias para el retroactivo

El Gobierno aclaró que los monotributistas que ya pagaron el retroactivo a enero, y que por ley se eliminará en breve, no recibirán el dinero de regreso. Como es tradición, los pesos que algunos ya pagaron, podrán tomarse a cuenta de próximos pagos de impuestos; y determinará la AFIP si sólo podrían ejecutarse con pagos de monotributo o también con otros destinos. En el mismo sentido, por ahora no hay novedades sobre la devolución prometida en efectivo para el 35% cobrado en la compra del dólar PAIS, el que también podría aplicarse para los pagos de impuestos. Esto último también será publicado por la AFIP.

Monotributo 2: nuevo régimen, datos políticos

La mejora en el régimen del monotributo que se reflejan en la nueva ley que será impulsada en el Congreso nacional, y que seguramente tendrá aprobación rápida, demuestra también algunos aspectos interesantes para conocer la manera en que el oficialismo maneja las cuestiones económicas. La nueva legislación, como explicó este medio ayer, implica cuatro medidas fundamentales: la aplicación de las nuevas cuotas desde junio de 2021, la eliminación del aumento retroactivo a enero, un nuevo plan de pagos para los deudores del monotributo y la creación de una cuota única para las más altas categorías del régimen.

Más allá de los instrumental, hay otras cuestiones para mencionar. La primera es que la nueva ley modifica otra legislación que fue aprobada por el Senado el 9 de abril de este año; con lo que se rompe un récord: en menos de tres meses se modifica una legislación vigente. La pregunta es si la necesidad de los cambios se debe a un desliz y descuido de parte del gobierno y el oficialismo legislativo al redactar la norma aprobada en abril, o si se aplicó el criterio de "si pasa, pasa". Al menos en dos ministerios del Ejecutivo se afirma lo primero. La segunda cuestión que quedó flotando en el affaire monotributo, fue la ausencia de Mercedes Marcó del Pont en la reunión del miércoles por la noche en la Casa Rosada, donde Alberto Fernández junto con el ministro de Economía Martín Guzmán y el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa definieron la nueva legislación que ayer se presentó en el Congreso. Se hizo una interpretación política, con la intención de señalar a la titular de la AFIP como la responsable de los retroactivos para los monotributistas, lo que generó una fuerte resistencia de los contribuyentes afectados. Marcó del Pont dejó en claro su posición: el organismo recaudador se dedica a aplicar las leyes del Congreso y los decretos del Ejecutivo, pero no fija las normativas para hacer su trabajo. En otras palabras, la necesidad de aplicar el retroactivo era obligatoria para la AFIP, siguiendo la letra aprobada en la ley el 9 de abril pasado. Dicho de una manera más directa, la culpa es del Congreso, que ahora debe reparar el error, no de la AFIP.

El gobierno confía en la economía

Los datos que se analizan dentro del Gabinete Económico afirman que, vacunación mediante, desde el tercer trimestre del año la actividad se recuperará, y que este año sólo habrá que contabilizar un parate en el segundo trimestre del 2021. Se afirma en el gobierno que la producción se recuperará, y que el crecimiento de 5,5% prometido para este año dentro del presupuesto nacional; se cumplirá. Y que incluso, aunque levemente, quedará corto. Las estimaciones optimistas van más allá, y afirman que la recaudación impositiva y la buena marcha del comercio exterior (retenciones), le permitirá al gobierno cumplir además con la meta de déficit fiscal de 4,5%. Esto último, pese a las proyecciones de incrementos en el gasto por el alza del gasto ante la segunda ola de la pandemia. Y que, gran parte de la recuperación, se dará por mejoras en los salarios reales; especialmente de la clase media.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?