Trading: cómo ganar dinero en el mercado financiero sin perderse en el intento

Trading: cómo ganar dinero en el mercado financiero sin perderse en el intento

En líneas generales, existen tres tipos de trading: scalping, daytrading y swingtrading. Cada uno cuenta con sus ventajas y desventajas y se recomiendan para diferentes tipos de operador.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Para ganar dinero en los mercados financieros, un participante puede ejecutar diversas estrategias. Mientras que algunas se centran en el largo plazo y la gestión pasiva, otras buscan rendimientos en el menor plazo posible: scalping, daytrading y swingtrading.

Scalping

El scalping no es más que la compraventa de activos financieros en periodos de tiempo extremadamente cortos; normalmente, una operación o trade no supera los pocos minutos. El objetivo de esta estrategia es identificar la tendencia del mercado y aprovechar los movimientos rápidos que pueden surgir.

Aunque el trading abarca toda clase de activos, el scalping se centra, generalmente, en acciones o bonos con alta volatilidad. Además, debido a la corta escala temporal, el método de análisis utilizado para determinar si hay que comprar o vender es el técnico.

De esta forma, por ejemplo, un scalper, es decir, una persona que se dedica a hacer scalping, analiza el gráfico de precios de un activo y, cuando lo considera prudente, compra y vende, obteniendo una ganancia rápida. Lógicamente, para que la disciplina sea rentable, tienen que realizarse muchas operaciones, por lo que es una actividad de tiempo completo.

Daytrading

Por otro lado, el daytrading es, como su nombre lo indica, una operación intradiaria, la cual se abre y se cierra en el día. En esta ocasión, a diferencia del scalping, se puede comprar un activo y mantenerlo en cartera algunas horas, pero siempre cerrando la operación en el día.

Asimismo, muchos traders suelen utilizar derivados financieros como las opciones y los futuros para especular con la volatilidad diaria de esta clase de activos.

Swingtrading

Por su parte, el swingtrading consiste en seguir la tendencia de un activo, la cual puede durar horas, días, semanas o incluso meses. En este caso, el análisis tiene una temporalidad más larga, normalmente de días, y algunos factores fundamentales pueden ser útiles.

El prefijo “swing” proviene del movimiento que realizan los golfistas al jugar. De esta forma, se crea una similitud con los movimientos del mercado.

Al tratarse de un trading menos agresivo, ya que la compra y venta de activos puede llevar más tiempo, el operador no tiene que estar necesariamente pendiente durante todas las ruedas de negociación. A su vez, la cobertura con derivados forma parte de la estrategia, ya que ayudan a disminuir las posibles pérdidas de capital.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?