La informalidad laboral disminuyó en América Latina, según el Banco Mundial

La informalidad laboral disminuyó en América Latina, según el Banco Mundial

Un estudio realizado por la entidad financiera analizó el mercado laboral de la región y llegó a la conclusión de que la informalidad disminuyó en los últimos tiempos, pero sigue encontrándose por encima del resto de países emergentes.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Recientemente, el Banco Mundial publicó un informe en el que se analiza el mercado laboral de las diferentes regiones del mundo, centrándose en América Latina y países emergentes. En él, se indica que en los mercados emergentes y en desarrollo, la informalidad laboral representa más del 70% del empleo total y casi un tercio del Producto Bruto Interno.

De acuerdo a la entidad financiera, esta situación “reduce la capacidad de estos países de movilizar los recursos fiscales necesarios para apuntalar la economía durante una crisis, llevar a cabo políticas macroeconómicas eficaces y generar capital humano para el desarrollo a largo plazo”.

El informe, titulado La larga sombra de la informalidad: desafíos y políticas, indica que la producción informal en América Latina fue equivalente a cerca del 35% del Producto Bruto Interno entre los años 2010 y 2018, una cifra que se encontró por debajo del 40% de la década previa. Sin embargo, el empleo informal, considerado por el trabajo por cuenta propia, como porcentaje del total, aumentó cerca de 2 puntos entre ambas etapas, llegando a rondar el 36%.

Para el Banco Mundial, la llegada de la pandemia y la cuarentena fueron factores que pudieron aumentar drásticamente la proporción de trabajo informal, al menos, temporalmente, a la vez que trabajadores de esta clase sufrieron de una pérdida de ingresos “desproporcionadamente grande”.

A su vez, el reporte detalla que el grave contexto de informalidad en América Latina surge como respuesta a una serie de factores que la región ha atravesado a lo largo de la historia como las ineficiencias del mercado laboral, las desigualdades sociales y económicas y la corrupción política y empresarial.

Además, el Banco Mundial comenta que las tasas impositivas sobre los ingresos de los individuos e instituciones suelen ser más altas que en los mercados emergentes, enfatizando en el hecho de que es la única zona geográfica de este grupo en desarrollo en la que el impuesto a la renta de las personas ha aumentado desde inicios de los 2000.

Una de las posibles soluciones para esta situación se encuentra en una reforma fiscal por parte de los países de la región, propuesta que coincide con la abordada por el Banco Interamericano de Desarrollo.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?