Qué puede pasar con la suba del dólar, demora en ganancias y el conflicto en Vaca Muerta

Qué puede pasar con la suba del dólar, demora en ganancias y el conflicto en Vaca Muerta

El dólar subió en todas sus variantes: qué significa y qué puede pasar. Por las demoras en la letra chica, postergan el pago del retroactivo de Ganancias. Preocupación por el bloqueo en Vaca Muerta. Cómo será el nuevo plan para comprar tecnología.

Carlos Burgueño

Carlos Burgueño

Se despertó el dólar. ¿Es un peligro?

La semana que cierra hoy representó el despertar del dólar, en todas las variantes accesibles al público. Tanto los financieros (CCL y MEP) como el alternativo Blue, revivieron a fuerza de un incremento de la demanda. Sólo el oficial, con leves intermitencias al alza y baja, mantuvo su cotización.

Varias explicaciones trae el mercado para justificar los incrementos. El primero habla de un retraso en el Blue, luego de meses estancado por debajo de los 150 pesos, y después del récord de octubre del año pasado cuando había llegado a los 195 pesos. El cierre de ayer a 147 llevó la cotización a 5 pesos más que al comienzo de la semana, colocándolo más cerca ahora de los $ 152 del CCL y al mismo nivel del MEP. Según los analistas, y la lógica, la recuperación implica una racionalidad en las cotizaciones; ya que, siempre algo ilegal debería ser más caro que el mismo producto pero legal. Otro motivo para el despertar se encuentra en la irrupción de las ventas de sus posiciones en moneda local de dos pesos pesados de las finanzas mundiales, quienes tenían rezados de bonos emitidos por el gobierno.

Los fondos de inversión PIMCO y Templeton colocaron U$S 658 millones en pocos días, acelerando su fuga del país; e inundando la plaza local de pesos. Este efectivo se redirigió a una mayor demanda de divisas, ante la falta de alternativas de inversiones rentables en pesos. La pregunta es entonces el grado de peligrosidad de la reactivación en la cotización del dólar. La respuesta es poca. El Banco Central tiene hoy más poder de fuego que el que detentaba en la corrida de octubre del 2020; a fuerza de liquidación sojera que llevó a aumentar las reservas a más de U$S 1.000 millones este mes. La oferta de los exportadores se repetirá en mayo y probablemente en junio; ante un panorama de cotización de la soja en sus mayores niveles en 7 meses. En cuanto al Blue, hay que recordar la actitud oficial, nunca confirmada, tomada en la última corrida de octubre 2020. Hubo manos amigas que tomaron el dólar a 195 y a fuerza de ventas de a 100.000 por operación, lo redujeron a menos de 170 en menos de tres días. Como se dice habitualmente, aun gobierno peronista, lo último que le tiembla es el pulso.

Sin tiempos en Ganancias

Se preveía que podría pasar, y pasó. El Ejecutivo no llegó a tiempo a reglamentar la totalidad de las normas para aplicar en la liquidación de salarios de abril, la mejora en el impuesto a las Ganancias para los trabajadores en relación de dependencia. Alberto Fernández presentó el martes la promulgación de la ley, con lo que abrió el período de publicación de regulaciones para que las empresas y el estado ponga en marcha la reglamentación final del beneficio. Se conocerá ahora un decreto y una resolución que deberá redactar el ministerio de Economía, donde se establezca la manera en que se depositará el retroactivo a enero que el estado cobró de más y el mecanismo donde se acreditará el dinero. Podría ser en efectivo, cuotas o a cuenta de aumentos salariales. Lo decidirá Martín Guzmán.

También deberá resolver Economía que presión de Ganancias habrá para los trabajadores con salarios entre 150.000 y 175.000 pesos mensuales, quienes deberán tributar el impuesto, pero quedaron con las bandas anteriores a la ley que reformuló el tributo. Esta decisión es fundamental, ya que podría darse que una persona con un salario de 155.000 pesos brutos, termine cobrando menos que una que percibe salarios de 148.000 pesos mensuales.  Cuando se conozcan estas regulaciones, aparecerá la última regulación: la resolución de la AFIP con el aplicativo que deberán implementar los empleadores; y que en general demora unas semanas en ser entendido y puesto a punto. Todas estas medidas demandarán unas dos o tres semanas en ejecutarse, con lo que la voluntad inicial de poder aplicar el beneficio de ganancias para los trabajadores en relación de dependencia ya en las liquidaciones de los salarios de abril, que se cobran en mayo, es una utopía. La mejora pasará entonces a los sueldos de mayo que se cobran en junio; un mes después de lo que se esperaba desde el oficialismo; con políticos ansiosos de buenas noticias. Una consecuencia inevitable será también que el retroactivo deberá esperar; y que en junio, se debería liquidar el retroactivo a enero, febrero, marzo y abril.

Peligroso conflicto espiralizado

Cumplirá, en pocas horas, 20 días el conflicto generado por los trabajadores de salud neuquinos, que en por un legítimo reclamo salarial bloquean los ingresos y salidas de insumos básicos en la zona de Vaca Muerta. Los piquetes impiden el desarrollo del proyecto petrolero y gasífero, y amenaza con frenar el ritmo de producción industrial en el corto plazo; y la provisión de combustible para el consumo general en semanas. Según los cálculos de las propias petroleras, las pérdidas suman ya los U$S 150 millones; y el pasivo podría duplicarse si los cortes se extienden en el tiempo.

Tal es la gravedad de lo que se vive en Vaca Muerta, que hay unión entre Darío Martínez, titular la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) y el secretario general del sindicato de petroleros privados Guillermo Pereyra. El primero, en representación de todas las petroleras afectadas (entre las que se encuentran YPF, Total, Pan American Energy, Techint, Chevron, Petronas, Vista y Shell), presentó una carta ante el gobierno nacional para que intervenga el ministerio de trabajo y se dicte una conciliación obligatoria; reclamo que ayer fue rechazado desde el ministerio de Trabajo nacional de Claudio Moroni. Por su parte, Pereyra presentó una amparo para garantizar el acceso a los insumos de trabajo para sus empleados. En este caso la que deberá responder es la justicia.

Acuerdo electrónico

 El ministerio de Desarrollo Productivo de Matías Kulfas  y la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE) presentaron ayer en sociedad el acuerdo que retrotrae los precios de cuatro líneas de productos fabricados en el país, al valor del primero de abril; los que además se mantendrán hasta fin de octubre.

Se incluyen celulares, TV de todas las líneas, microondas y aire acondicionado; los que además podrán adquirirse en 12 cuotas. En el caso de los celulares, habrá una salvedad. Se incluyen los de valores inferiores a los 50.000 pesos, al menos en una primera etapa. La intención oficial será aprovechar el incremento en los salarios nominales a partir de la mejora de Ganancias y la ejecución de las próximas paritarias, para que se redirijan hacia el consumo de electrodomésticos fabricados en el país. Y que esa presión no implique incremento en los precios. Obviamente, de reojo, la intención coexiste también con una intencionalidad electoral. Pero que gobierno no aplicó alguna vez con el voto cuota.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?