Cannabis industrial: ¿el negocio del futuro cercano?

Cannabis industrial: ¿el negocio del futuro cercano?

Desde el anuncio del presidente Fernández de impulsar mediante una ley la industria del cannabis, muchos comenzaron a ver las oportunidades. Los especialistas consideran que el uso medicinal y el industrial pueden traer divisas al país

MDZ Dinero

MDZ Dinero

El presidente Alberto Fernández anunció que presentará un proyecto de ley para impulsar la industria del cannabis en su discurso por la apertura de las sesiones ordinarios del Congreso de la Nación. Es por ello que los ojos de varios sectores se pusieron sobre el tema.

“La industria mundial del cannabis medicinal triplicará su volumen de negocios en los próximos 5 años. El proyecto prevé la utilización del cultivo exclusivamente con fines de industrialización para uso medicinal e industrial,” afirmó el presidente.

El mundo del cannabis tiene tres negocios. El primero es el recreativo, que quedo claramente fuera de la posibilidad de producirse con la palabra “exclusivamente”. Los otros dos son el medicinal y el industrial.

María Laura Sandoval, consultora en negocios de cannabis y cáñamo, comentó que “los principales laboratorios argentinos ya están trabajando en el tema del cannabis, en la fase de investigación y desarrollo de producto. Pueden solicitar un permiso al Gobierno para investigación. Algunos laboratorios empezaron a importar esta materia prima farmacéutica, desarrollar su producto y hasta registrarlo”.

La especialista afirma que hay dos tipos de cannabis: el medicinal en cultivos al cielo abierto o viveros, y el “pharma” que se produce en cultivos cerrados, con las mismas características que un medicamento farmacéutico en lo que se refiere a estándares y trazabilidad.

La primera de las producciones tiene un costo inicial de USD 4 millones, mientras que en segundo caso, un laboratorio puede gastar entre USD 13 millones y USD 25 millones, según las características que se requieran.

Desde la perspectiva del cannabis industrial, no hay tanto avance pero sí un enorme potencial. El cáñamo, cannabis con bajo tenor psicoactivo, se usa en muchos productos a nivel global, que van desde fibras textiles livianas y resistentes a biocombustibles. Incluso algunos modelos de Audi o BMW tienen piezas plásticas y telas hechas con cáñamo.

Es por eso que el gobierno bonaerense de Axel Kicillof presentó la Agencia Provincial de Cannabis. Si bien ahora debe ser aprobada por la Legislatura, sus atribuciones serán para otorgar y fiscalizar permisos para el uso industrial del cultivo. En Jujuy, La Rioja, Misiones y San Juan también se avanza en ese sentido.

“Hasta el momento, el cannabis en Argentina parece ser un territorio casi exclusivo de las iniciativas públicas en varias provincias. A mí me cuesta pensar que podamos desarrollarnos como industria o hacer una apuesta estratégica si los protagonistas centrales de este tiempo no son las empresas y los emprendedores del país”, comentó Pablo Fazio, presidente de la Cámara Argentina de Cannabis (Argencann).

“El universo de aplicaciones que abre este proyecto y la posibilidad de generar vectores de inversión e innovación sitúa a Argentina como un potencial jugador de peso en la industria emergente más novedosa que está protagonizando el mundo en este momento,” aseguró.

El empresario Facundo Garretón, fundador de InvertirOnLine y ex diputado tucumano por el PRO, agregó que: “No hay que regular la producción, eso es solo un eslabón de la cadena. La regulación también deberá abarcar la manufactura, la venta, la distribución. ¿Se va a poder fabricar solo aceite o también píldoras, parches, alimentos, bebidas, cremas de belleza? ¿Se podrá vender en farmacias o en cualquier comercio? ¿Se puede exportar o es solo para el consumo interno? Si la norma trae claridad sobre esos temas, la Argentina tiene potencial”.

“Hoy, si querés producir cannabis está involucrado el INTA, el ministerio de Salud, el de Seguridad, el Senasa, 5 o 6 entes estatales. Totalmente ineficiente. Tiene que haber un ente autárquico, una única agencia que lidere el tema”, aseguró.

En Argentina ya hay proyectos en funcionamiento. En Jujuy existe el Cannabis Avatar Sociedad del Estado (Cannava). Tiene los cultivos en un vivero de 2.500 metros cuadrados, y además hace investigaciones sobre genética y adaptación de suelos. Este es el primer espacio de cultivo de cannabis y producción de aceites de uso medicinal legal del país.

San Juan acaba de autorizar una empresa provincial que iniciará actividades cuando llegue a un acuerdo con un privado. Misiones por su lado cuenta con Biofábrica S.A. y en Bariloche se autorizó un proyecto.

Fuente: Infobae

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?