Precios: el Gobierno planea presionar más al campo y supermercados

Precios: el Gobierno planea presionar más al campo y supermercados

La aceleración de la inflación en los últimos meses es uno de los principales temas que preocupa a Alberto Fernández y Cristina Kirchner, especialmente en los alimentos, por lo que el Gobierno buscará presionar aún más al sector privado para frenar la curva de precios antes de las elecciones.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La aceleración de la inflación en los últimos meses es uno de los principales temas que preocupa tanto al presidente Alberto Fernández como a la vicepresidenta Cristina Kirchner, especialmente en los alimentos, por lo que el Gobierno buscará presionar aún más al sector privado para frenar la curva de precios antes de las elecciones legislativas.

El debate sobre los precios fue recurrente en el último almuerzo compartido por el Presidente, Máximo Kirchner, Sergio Massa, Santiago Cafiero y Eduardo de De Pedro, donde se conceptualizó una idea como eje central: "Este año tiene que haber una recuperación del ingreso" para estimular el crecimiento. "Hay que darle un correlato político a la economía", expresó al diario La Nación uno de los presentes en esa cumbre del oficialismo, sobre el pedido que le hizo la dirigencia al ministro de Economía, Martín Guzmán.

Dicho correlato tendrá en la mira a dos importantes sectores de la economía: el campo y los supermercados. En ese marco, el acuerdo de precios y salarios que el Gobierno convocará esta semana para empresarios y sindicatos traerá aparejado una fuerte advertencia al sector agropecuario para que "desacoplen" sus precios de los valores internacionales, una de las causas que el oficialismo señala como parte de la escalada inflacionaria.

Si el campo no acepta esos términos o sus esfuerzos no dan resultados, la Casa Rosada amenazará con aplicar decisiones "unilaterales". De hecho, esta semana la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, deslizó la posibilidad de habilitar más retenciones a las exportaciones, un tema que solo levantó más tensión con los productores.

Al mismo tiempo, el Gobierno nacional planifica reforzar los controles de precios en los supermercados, ya que los Precios Máximos, el congelamiento alimentos en góndola decretado el 6 de marzo del año pasado, reflejó en 2020 un alza de cerca de 23% cuando las autorizadas fueron de 4,3% y 3%. "Los municipios son fundamentales para la política de precios", dijo la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

El presupuesto diseñado por Guzmán prevé una inflación de 29% este año, pero el Relevamiento de Expectativas (REM) conocido ayer indicó que el mercado espera que sea de 50%, principalmente por las dificultades que podría tener el Gobierno para controlar los precios libres que determinan la inflación núcleo. Los regulados, las tarifas principalmente, subirán menos que salarios, según dijo uno de los participantes de la cumbre oficialista del jueves. La expresidenta había anticipado sólo un 9% para este año, pero Guzmán advirtió en la semana: "Si el Estado subsidia las tarifas, eso se paga de alguna forma: con impuestos, con deuda o con emisión".

"El tema precios es la mayor preocupación de Alberto después de las vacunas", dijeron cerca del Presidente. "Le dio instrucciones a los ministros de que esos sean los temas prioritarios", estimaron allí y dejaron flotando una advertencia: "Le dijo a los productores que busquen una solución, que propongan sino decidirá unilateralmente él. Y vamos a salir a la calle muy agresivamente a controlar los comercios".

Cerca de Cristina Kirchner confirman que existe preocupación por el tema. "Cualquier medida que se tome no va en contra del campo sino a favor de los argentinos", dijeron en el cristinismo. "Los precios de los alimentos deben tener un tope", señalaron.

En el encuentro entre ministros económicos se decidió presentar a empresarios y sindicatos esta semana un "sendero de números macro" para luego trabajar con "los desvíos" que se vayan encontrando. Aceptan que habrá una leve apreciación cambiaria para el dólar comercial en 2021 y que las tarifas seguirán retrasadas. ¿Cuánto? Todavía se debate. En base a esas anclas propondrán ajustes salariales similares a la previsión oficial de la inflación. La primera señal la dio el bancario Sergio Palazzo, que cerró una paritaria de 29% en tres tramos justo esta semana.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?