El error con la tarjeta de crédito que impide ahorrar correctamente

El error con la tarjeta de crédito que impide ahorrar correctamente

Las tarjetas de crédito son herramientas muy útiles a la hora de mantener nuestras finanzas controladas, pero también pueden traer más de un dolor de cabeza si no controlamos los gastos.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

En épocas de crisis, las tarjetas de crédito pueden ser una manera efectiva de mantener los gastos grandes bajo control. La posibilidad de acceder a pagos en cuotas sin interés es una forma de financiación que está al alcance de todos.

Pero también existe el peligro de que el uso incorrecto de las tarjetas de crédito nos termine arruinando las finanzas. Además de eliminar nuestra capacidad de ahorro, puede también terminar siendo un verdadero problema a la hora de llegar a fin de mes. Es por eso que los especialistas advierten de los malos hábitos a la hora de utilizar la tarjeta.

Especialistas indican que hay un error clave que no se puede cometer si lo que queremos es que la tarjeta de crédito no se transforme en un problema. Se trata de realizar el pago mínimo permitido. Una práctica que tiene sus ventajas, pero que deberá ser utilizada solamente en casos verdaderamente extremos.

Las ventajas del pago mínimo son dos: primero, hace que la tarjeta no quede inhabilitada. Sólo con pagar el mínimo mensual el banco permitirá que la tarjeta siga en uso. Este tipo de pago también impide que se afecte el estatus crediticio, y que se ingrese a empresas de cobranza.

Pero los perjuicios son mucho mayores: el pago mínimo representa cerca del 10 por ciento de la deuda total. Quienes optan por esta modalidad, van acumulando deuda, que a su vez está afectada por nuevos intereses. Es decir que si se paga aunque sea dos veces seguidas el mínimo de la tarjeta, ya estaremos acumulando una deuda considerable con el banco.

El pago mínimo de la tarjeta de crédito debe ser un último recurso.

Cómo evitar el peor error con la tarjeta de crédito

Especialistas indican que lo mejor para llegar a esta situación es utilizar la tarjeta de crédito para realizar pagos de gastos grandes y muy necesarios. Pagar con tarjeta de crédito gastos impulsivos genera un aumento innecesario en el resumen mensual, y puede obligarnos a necesitar del pago mínimo.

Es necesario además conocer la capacidad de endeudamiento de cada uno. Si no tenemos posibilidades de pagar algo, hay que ejercer el autocontrol y no extralimitarse. Para conseguir eso es indispensable una planificación detallada de los gastos. Además hay que buscar las posibilidades de pagar sin interés, lo que permite saber exactamente cuánto se pagará cada mes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?