Tip de ahorro: descubre las "recetas de aprovechamiento" y nunca más tires tus sobras

Tip de ahorro: descubre las "recetas de aprovechamiento" y nunca más tires tus sobras

¿Sobró comida? ¡No tires nada! Te compartimos un tip de ahorro fundamental para no perder dinero: las recetas de aprovechamiento.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

La pandemia cambió los hábitos para todos. Lo cierto es que, según pasan los días, el ir al supermercado o a los comercios del barrio es un momento en el que las alertas están encendidas y debemos aplicar ciertos cuidados para evitar contagios.

Por eso, salir lo menos posible es una constante para varias familias y si bien siempre se intenta aprovechar los alimentos, no hay mejor oportunidad de ponerlo en práctica que cuando el contexto nos entrega una exigencia aún mayor a la habitual.

El plus es que nos permite ahorrar, optimizar los desechos orgánicos y colaborar en el movimiento de consumo consciente. Las recetas de aprovechamiento consisten en que toda la comida que sobra en la nevera se convierta en nuevos platos (muy ricos) y así no se tire nada ni se deba gastar dinero en nuevas compras. 

Aprovechar las carnes 

Tanto la carne de pollo, ternera o cerdo se puede reutilizar en salsas, tacos o pasteles de papa, empanadas y tartas. La favorita de todos los tiempos es la famosa “ropa vieja“, una receta madrileña, clásica de las abuelas, que se realiza con sobras de carne y los vegetales que se tengan a mano.

La idea es desplegar la imaginación y aplicar los tips de guardado que involucran buenos envases plásticos herméticos o papel film para no desaprovechar ninguna sobra y reutilizar lo máximo posible. Vamos a la receta de “ropa vieja“. 

Ingredientes: 

  • Restos de carne de res o pollo previamente cocidos
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva a gusto
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • Verduras que haya en la heladera como zanahoria, ají de cualquier color, papa, garbanzos, etc. 

Preparación: 

Picar las verduras y la carne en trozos bien pequeños. No será necesario salpimentar porque ya está sazonada al ser una comida anterior, de lo contrario quedará demasiado salado.

Luego, calentar una sartén con aceite y picar dos ajos que se dorarán al fuego bajo por un momento.

Cuando estén listos los ajos, retirar de la fuente de calor y verter una cucharada de pimentón dándole vueltas para que se mezcle bien con el aceite, sin quemarse.

Recién ahí se incorporan las verduras y la carne, se revuelve bien y se deja cocinando unos diez minutos a fuego muy bajo.

Si lo preferimos más jugoso, echar una cucharada de caldo, sino consumir como una ensalada tibia en un plato hondo (aunque hay quienes la prefieren más caliente). Decorar con un poco de cilantro o romero.

Otras ideas para aprovechar la comida que sobra

Luego de épocas especiales, como las fiestas de fin de año, un cumpleaños o algún evento con invitados, es normal que sobre comida.

En primer lugar, se debe aprender de las experiencias anteriores y saber calcular las cantidades según los comensales. Al momento de hacer las compras se requiere especial lucidez y concentración en pensar proporciones que no sean exageradas y buscar los mejores precios.

Elegir productos y alimentos que se puedan freezar, es otra opción. Porque de esta forma, si sobra la comida, no habrá ninguna preocupación extra. Eso sí: no todas las comidas se guardan en el freezer de la misma forma. Algunas requieren bandejitas especiales, papel film, o presentarse picadas, en cortes o con separadores.

Una de las recetas de aprovechamiento más famosa e histórica es la del budín de pan, un postre exquisito que se logra con sobras de pan viejo que se pone duro.

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?