Vuelan las acciones y bonos a la espera de un acuerdo por la deuda

Vuelan las acciones y bonos a la espera de un acuerdo por la deuda

El Gobierno extendió la negociación con los bonistas hasta el 22 de mayo y la idea es llegar a un acuerdo para evitar caer en default. Si bien hasta hace unas horas reinaba el pesimismo en los mercados, cambió el "humor" y muchos apuestan por el arreglo.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

El Gobierno nacional extendió la negociación con los bonistas hasta el 22 de mayo y la idea es llegar a un acuerdo para evitar caer en default. Si bien hasta hace unas horas reinaba el pesimismo en los mercados y se creía que el default era casi un hecho, en las últimas horas cambió el "humor" y todo parece apuntar a que los bonistas y el Gobierno llegarán a un arreglo.

Los activos argentinos reaccionaron en consonancia con estas expectativas y marcaron importantes subas en las últimas horas. Algunos ADR (acciones argentinas que cotizan en Nueva York) subieron hasta 31% en dólares en sólo cuatro días, como sucedió con Grupo Financiero Galicia, mientras que otras entidades financieras ganaron alrededor de 25%, como Macro o Supervielle. Pero en general todos los papeles tuvieron subas muy fuertes.

Los bonos, por su parte, no se quedaron atrás y el riesgo país bajó desde 3.600 a 3.100 puntos en menos de una semana. Ahora varios bonos argentinos ya operan por encima de los USD 35 cuando hace apenas algunos días lo hacían en niveles de USD 30 o incluso por debajo.

La extensión del canje y el pedido del ministro de Economía, Martín Guzmán, para escuchar una “contraoferta” de los bonistas echó por tierra la postura inicial intransigente del Gobierno. También hubo algunas declaraciones del presidente Alberto Fernández indicando que no está buscando un default. Todo esto llevó a confiar en que tarde o temprano habrá un acuerdo. Quienes pensaban que las chances de acuerdo o default eran 50% para cada caso, ahora se juegan más por un 70% a favor de un arreglo.

Incluso el 22 de mayo podría no ser el último plazo. Si bien es cierto que ese día vence el período de gracia para hacer frente a un pago de USD 503 millones de intereses, las negociaciones podrían continuar aún cuando formalmente ya las calificadoras de riesgo asignen el default a la deuda argentina

Según consigna Infobae, el repunte de acciones y bonos tiene otra lectura. Los precios vienen del “quinto subsuelo”. Muchos activos cotizan entre 70% y 90% por debajo de sus niveles previos a la crisis cambiaria que arrancó en abril de 2018. Apostar a un repunte tiene su lógica aún en medio de la crisis de la deuda y de la pandemia. Si la Argentina rebota, los activos argentinos deberían “volar”. Algunos deciden tomar el riesgo y apostar a esa recuperación.

Sin embargo, algunos recuerdan lo sucedido antes de las elecciones PASO de agosto de 2019, en donde los mercados apostaron fuerte por un buen resultado para Mauricio Macri y luego registraron caídas espectaculares tras el triunfo por más de 20 puntos del Frente de Todos. La incógnita ahora es si no podría ocurrir un nuevo “empome”, como se denomina en la jerga financiera a este tipo de apuestas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?