Eduardo Constantini: "El modelo económico está agotado"

Eduardo Constantini: "El modelo económico está agotado"

El empresario en una entrevista a LA NACIÓN opinó de la situación de Argentina y agregó que "la necesidad y agenda de la vicepresidenta por el tema judicial lleva a una crisis de poderes que le hace mal al país".

MDZ Dinero

MDZ Dinero

En una entrevista Eduardo Costantini señaló que que el país se encuentra en un momento inédito en que "no puede seguir viviendo cómo vive porque el modelo económico está agotado" y agregó que "la pregunta del millón" es si va a seguir "tropezando o si este fracaso va a dar lugar a un cambio político".

El empresario y fundador de Consultatio y Nordelta, diálogó con LA NACION: "Seguramente que se parece a crisis anteriores, pero lo que tiene de novedoso es que la coalición de gobierno tiene distintos intereses. La necesidad y agenda de la vicepresidenta por el tema judicial lleva a una crisis de poderes que le hace mal al país, agrega incertidumbre, daña la previsibilidad, la economía y lo social y también está el condimento de la pandemia que es única. No podemos comparar".

"En China se premia la educación. Los chicos están presionados y estudian demasiado, pero la cultura es del ahorro, el trabajo, la inversión y la educación, mientras que en Argentina somos una sociedad de subsidio, gasto, consumo, no cumplimiento, baja inversión y de pobres con necesidades no satisfechas", enumeró.

"Con esta crisis o el país se va más a la centro izquierda con más regulaciones y más vivir de lo nuestro o más hacia la centro derecha con un plan económico que ponga orden en la economía, cuide los gastos y con una política fiscal coherente, pero Argentina no puede seguir viviendo cómo vive. El modelo está agotado. La pregunta del millón es si vamos a vivir a los tropiezos o si este fracaso va a dar lugar a un cambio político. Yo tengo 74 años y nunca lo vi", agregó.

En tanto, consultado acerca de los motivos que lo llevan a hacer negocios en el país, Costantini dijo que es parte de un convencimiento personal y argumentó que también sus productos se dirigen a un público que puede pagarlos.

"Yo soy argentino, nací en mi país y desde mis 20 años sigo las crisis y los ciclos. En los últimos 20 años se complicó porque el Estado se ha agrandado y la presión impositiva ha crecido, pero nosotros estamos en un segmento en el que la gente puede pagar. Mientras hay parte de la población que no tiene acceso a la educación, la vivienda y la salud, hay segmentos que sí tienen acceso que ahorran en dólares", explicó.

Además, proyectos como Nordelta o Puertos, en Escobar, son emprendimientos que llevan décadas en irse conformando y perfeccionando. "Vamos jineteando las crisis, es algo vocacional. Tenemos proyectos a 40, 50 años que se van perfeccionando con los lustros. No podemos dejar Nordelta y tampoco Puertos, que es una ciudad más joven. Estamos para quedarnos. Pero dentro de estos tiempos recibimos cachetazos", ejemplificó.

Por último, se refirió a los cambios que trajo la pandemia de Covid-19 en el mercado de inmuebles residenciales y oficinas y cómo desde sus empresas buscan interpretar las nuevas demandas. "Vamos a tratar de aprender de la velocidad del cambio que todos estamos presenciando y ver cómo nuestros proyectos se tienen que transformar y adecuar. Siempre estamos pensando en las propuestas para las empresas y las familias. Esa es la parte más linda, que es la parte de la creatividad. Eso se hace con un equipo: haciendo encuestas con sociólogos, urbanistas, comunicadores y los intendentes internos. Siempre hay espacio para crear", cerró. Fuente: LA NACIÓN

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?