Puja por la obra que podría reflotar a IMPSA y a la industria local

Puja por la obra que podría reflotar a IMPSA y a la industria local

La empresa IMPSA puja por quedarse con la ampliación del complejo Yacyretá. Para ello desarrolló un tipo de turbina que es más eficiente. Podría generar 6 mil puestos de trabajo directos e indirectos en Argentina y Paraguay. Las turbinas se construirían en Mendoza. 

La industria vive una situación complicada por la caída de la actividad y por eso crecen los reclamos de las economías regionales para que haya políticas  que estimulen la producción. En Mendoza eso impacta y uno de los sectores más golpeados es la metalmecánica. En el horizonte hay una obra internacional que si bien se ejecutará a más de 1000 kilómetros de distancia, puede repercutir positivamente en la industria mendocina. Se trata de la ampliación del complejo eléctrico Yacyretá (brazo Aña Cuá) , que está en proceso de adjudicación y que tiene a IMPSA como una de las empresas protagonistas.

La obra  apunta a aprovechar un brazo del río para aumentar la generación de energía de la represa. Tiene varias etapas y una de las fundamentales es la construcción y montaje de las tres turbinas. IMPSA calificó en consorcio con PowerChina y compiten con la empresa Voith Hydro, que es de origen alemán pero tiene una sede en Brasil. En la etapa final del proceso crece la tensión por saber si se potencia´ra el “compre local” o la importación de la tecnología alemana.

Además toma importancia por el derrame de valor agregado que supone. Es que la tecnología de las turbinas fue desarrollada en Mendoza y su construcción también se realizaría en la provincia. Esa empresa tiene una red de Pymes metarlúrgicas que se nutren de los grandes trabajos que le asignan. Incluso, creen, puede ser una de las obras que haga repuntar a la centenaria empresa tras los problemas financieros que terminaron con un cambio de manos en la propiedad de la empresa.

En la licitación del “paquete electromecánico” participaron la china Gezhouba, el Consorcio Araverá (IMPSA, CIE y PowerChina) y Voith Hydro (Alemania-Brasil). La empresa china fue descalificada por sospecha de corrupción, pues había contratado a la misma consultora que había elaborado el proyecto. Ahora la puja es entre dos consorcios y vuelve al ruedo una disputa que se da desde que Mauricio Macri es presidente: la puja entre el lobby del “compre local” o los productos “llave en mano” extranjeros. Ocurrió lo mismo con la licitación de emprendimientos de energías renovables, que llevó a duras discusiones entre el gobernador Alfredo Cornejo y el ex ministro de energía Juan José Aranguren. En ese caso hubo un guiño importante de Macri para tener en cuenta el valor agregado que la industria local genera, a pesar de la diferencia de costos.

No sólo es cuestión de precios

En cuanto al empleo, según las planillas, se calcula contratar “1.200.000 horas hombre directas y 5.500.000 horas hombre indirectas, más de 850 jefes de familia, beneficiando a más de 3.500 argentinos y una cifra similar en Paraguay".   Pero en total la construcción de las turbinas generaría beneficios para más de  6 mil personas por trabajos directos e indirectos en Argentina y Paraguay. Muchos de ellos en Mendoza, donde se desarrollaría la tecnología a implementar en la hidroeléctrica.

?

¿Querés recibir notificaciones de alertas?