El motivo colateral por el que Argentina gana competitividad

El motivo colateral por el que Argentina gana competitividad

Teniendo en cuenta la inflación de ambos países (en Argentina se estima que en enero fue del 3,5% mensual y en Brasil, apenas el 0,35%), la apreciación real de la moneda brasileña respecto del peso fue del 1,18%. En rigor, el índice del Tipo de Cambio Real Bilateral con Brasil, que elabora el Banco Central, se ubicaba al 7 de febrero en 126,85 unidades, frente a las 125,37 unidades del 31 de diciembre de 2018.

Con la recuperación del dólar de los últimos días, el peso acumula una devaluación del 0,75% en lo que va de 2019. Si bien esta mejora en la competitividad a simple vista parece leve, el número se potencia al compararla con el principal socio comercial del país, en donde el real se apreció 3,24% en el mismo período. Según iProfesional, la asunción de Jair Bolsonaro generó un fuerte ingreso de capitales a Brasil, en un contexto de mayor flujo hacia emergentes por la política monetaria de la Reserva Federal.

Teniendo en cuenta la inflación de ambos países (en Argentina se estima que en enero fue del 3,5% mensual y en Brasil, apenas el 0,35%), la apreciación real de la moneda brasileña respecto del peso fue del 1,18%. En rigor, el índice del Tipo de Cambio Real Bilateral con Brasil, que elabora el Banco Central, se ubicaba al 7 de febrero en 126,85 unidades, frente a las 125,37 unidades del 31 de diciembre de 2018.

La clave es que un aumento del índice, que mide la variación del tipo de cambio real de ambos países, implica una depreciación. En tanto que una baja se traduce en una apreciación.

"A pesar del que el dólar esta planchado y hay inflación, con lo cual uno pensaría que Argentina pierde competitividad externa, por lo menos con Brasil esta variable sigue prácticamente intacta", destaca Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina.

Pero más allá de estos 38 días, en el mercado esperan que el real se siga fortaleciendo, al menos en el mediano plazo, mientras que la expectativa para el peso es que se devalúe levemente o al menos se mueva al mismo ritmo que la inflación. Sin embargo, para 2019, los economistas prevén una inflación del orden del 30% en Argentina y del 4,2% en Brasil.

"En los últimos meses bajó la incertidumbre macro respecto a Brasil y el efecto Bolsonaro nos da un colchón de competitividad. Seguramente el real esté más cerca de ir a 3,60 por dólar que de a R$4,10, como estaba antes de las elecciones", sostiene Amilcar Collate, economista de Cesur.

El primer efecto directo

Algunas de las ventajas de esta apreciación del real ya comenzaron a palparse en la relación comercial, aunque también pesó fuerte el efecto de la recesión local y el despegue de la economía brasileña.

El BCRA limita el carry trade con las Leliqs y el mercado cree que las tasas ya llegan a su "piso"

En diciembre, el intercambio entre ambos países dejó un superávit para Argentina de u$s261 millones, mientras que en enero fue de u$s114 millones. Si bien las cifras no son muy abultadas, fueron los dos primeros meses con saldo positivo desde el año 2014.

Cabe destacar que cerca del 22% de los bienes y servicios que Argentina comercia con el exterior lo hace con Brasil, una relación que sube al 32% cuando se analiza sólo la industria manufacturera.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?