Uruguay según Pichot: sin trabajo, no hay milagros

El sólido triunfo de Uruguay ante Fiji tuvo mucha repercusión internacional, pero no así los entretelones ni el camino de esfuerzo, horas de trabajo y dedicación recorridos mucho antes de ese partido. Los Teros son el fruto de la puesta a punto de un Plan de Alto Rendimiento que comienza a verse reflejado en la cancha. Agustín Pichot, vicepresidente de la World Rugby, analizó su presente.

sección deportes

Uruguay debutó con un triunfo histórico en el Mundial.

RUGBY WORLD CUP

Agustín Pichot, vicepresidente de World Rugby, ha sido uno de los mentores para el desarrollo de las naciones de Tier2 y en su región, Sudamérica, el trabajo empieza a ver sus frutos. Y así lo explica: "Lo de Uruguay ante Fiji no fue un milagro ni un batacazo. Ni cerca. Es un paso más, uno grande, esperanzador y de confirmación de un rumbo, que surge de un plan pensado y sostenido durante muchos años y para muchos años más", expresó Pichot.

"Desde el mismo inicio, cuando se pensó en la implementación de un Plan de Alto Rendimiento regional, el mismo se fue desarrollando, mejorando y, por lógica consecuencia, lo que hizo fue hacer crecer a los jugadores. Son ellos, siempre y primero antes que nada, lo más importante porque además, son los que dieron y dan ese extra que en ningún equipo puede faltar".

"Se puede llevar adelante un plan y confiar en él cuando lo que viene en términos de objetivos no implica sólo un partido de rugby, sino que es un proceso que tiene a esos partidos de rugby como hitos intermedios, como escalones que permiten subir. No siempre se sube a la misma velocidad, lo importante es nunca dejar de subir" concluyó el vicepresidente de World Rugby, Agustín Pichot.

Por su parte Sebastián Pineyrúa, presidente de Sudamérica Rugby y ex presidente de la Unión de Rugby del Uruguay cuando comenzó este proceso, manifestó que "falta poco para el partido con Georgia y no sé que podrá pasar y la verdad, hoy no importa. Lo que importa es lo que ya pasó. Lo que venga, vendrá. El camino recorrido en estos últimos seis años para que Uruguay esté hoy donde está, ese es el éxito verdadero logrado en Kamaishi" dijo.

"La gente se sorprende y otros pueden creer que fue un milagro, pero quienes somos parte de esta familia sudamericana, esto lo empezó la UAR para con sus Pumas, se agrandó luego en la URU y Los Teros y seguirá creciendo con el resto de Sudamérica".

"El éxito de todo esto es que cada chico que entra a la cancha juega por todos y representa también, a todos. Por eso, vamos por más"."Sabemos que el esfuerzo es gigante pero tenemos en Agustín Pichot a un líder que tuvo la visión de no guardarse los secretos y contarnos todo, sus aciertos, sus errores y, con ambición, pasión, riesgo, esfuerzo y liderazgo nos abrió puertas y permitió que toda Sudamérica se subiera a un camino que ya no es de nadie, que disfrutan y defienden todos y que está lleno de sueños" manifestó Piñeyrúa.

Dicen que los milagros ocurren pero en el deporte y sobre todo el rugby, si no hay trabajo, no hay milagro que valga.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?