Golpeados y hacia la deriva

La derrota ante Vélez en el Malvinas Argentina acrecentó las dudas, las incertidumbres y el bajón que el equipo viene arrastrando desde que arrancó el año futbolístico.

sección deportes

El presente de Godoy Cruz no permite imaginar un mejor futuro. Hoy por hoy la actitud que tuvo el equipo ante Vélez es lo que mantiene a Marcelo Gómez en su cargo, ya que el mismo DT afirmó que obtuvo la respuesta anímica que necesitaba por parte del equipo para no irse del Expreso. No obstante el equipo ha adquirido la costumbre de desplomarse ante la primera adversidad y eso Gómez lo sabe.

Sin embargo desde lo futbolístico el equipo no logra afianzarse. La idea del cuerpo técnico no logra ser cristalizada por el plantel, que ha tenido que afrontar varios cambios en estos seis partidos que lleva Gómez al frente. Salvo contra Boca y el primer tiempo contra San Martín de Tucumán, el equipo nunca estuvo a la altura de sus rivales, es más, hubo partidos donde los contrincantes le hicieron precio al Tomba.

La caída en el rendimiento de este Godoy Cruz es estrepitosa ya que la vara estaba muy alta cuando se fue Dabove. Y en esa caída libre Gómez no encuentra ningún paracaídas. El DT ha probado de todo, incluso dejando a los referentes en el banco de suplentes, pero nada está resultando y el crédito que posee el DT del pueblo Tombino parece estar agotado, justo antes del clásico cuyano y el debut de Copa Libertadores.

Todo esto invita a pensar que el ciclo de Marcelo Gómez está terminado, aunque la última palabra la tendrá José Mansur.

Tras la derrota 2 a 0 ante los de Liniers, los jugadores se mostraron dolidos pero con esperanzas de revertir la mala situación que atraviesa el Tomba. “La relación entre el plantel y el cuerpo técnico siempre es buena. Obviamente todos tenemos amargura porque volvimos a caer en nuestra casa. Es un momento donde hay que tener calma y paciencia”, comentó Santiago García.

Sobre su no inclusión en el equipo titular el Morro dijo: “Fue una decisión táctica, el rival demandaba otra formación y obviamente que lo entendí. Los chicos entraron bien y solamente faltó el gol”.

Tanto el cuerpo técnico como el grupo estamos con fuerzas. Ellos saben que tienen nuestro respaldo, a pesar de que no lo estamos haciendo con los resultados”, sentenció el Morro.

Por su parte Roberto Ramírez aseguró: “El clima está bien en el vestuario, pero somos conscientes que perdimos y que estamos mal por el presente. La derrota es muy dura, pero hay que dar vuelta la página rápidamente”.

Sobre si habían hablado con el DT post partido, el arquero declaró: “Nos saludó y nos felicitó por el esfuerzo. Lo vimos bien, normal, como siempre. Lo que pase después no es un tema de nosotros, el cuerpo técnico tiene un vestuario aparte donde analizará lo suyo”.

Fabrizio Angileri: “Nos imaginamos con el Morro de titular”

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?