Domínguez explicó cómo se eligió Lima para la final de la Libertadores

El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, señaló que la medida de cambiar la sede de la final de la Copa Libertadores entre River y Flamengo de Santiago de Chile a Lima "no fue fácil, pero un factor de peso para tomar esta resolución fue el apoyo del gobierno peruano para brindar las garantías respectivas".

sección deportes

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol.

CONMEBOL

El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, señaló que la medida de cambiar la sede de la final de la Copa Libertadores entre River y Flamengo de Santiago de Chile a Lima "no fue fácil, pero un factor de peso para tomar esta resolución fue el apoyo del gobierno peruano para brindar las garantías respectivas".

“Consenso hubo, pero rápido no fue: venimos trabajando sobre una ciudad hace más de un año y ahora tuvimos que encontrar la opción mas viable. Y entendemos que, teniendo las garantías del gobierno peruano, esa es Lima", señaló Domínguez en un encuentro con la prensa en Luque, la sede de la Conmebol, luego de la reunión decisiva.

Otra de las razones que se consideraron fue que el clima político en Perú es estable, a diferencia de lo que pasó cuando se decidió retirar la sede la final de la Copa Sudamericana entre Colón e Independiente del Valle, de Ecuador, que se jugará el próximo sábado en el estadio "La Nueva Olla", de Asunción.

“El problema por el que se le cambió la sede a la Sudamericana tenía que ver con la falta de autoridades, pero hoy el panorama institucional en Perú está todo totalmente restablecido”, afirmó el dirigente paraguayo.

Y finalmente Domínguez resaltó las ventajas geográficas que otorga la capital peruana para el traslado de los hinchas de ambos equipos. “Lima es un punto equidistante para Buenos Aires y Río de Janeiro, ambas ciudades con una gran conectividad”, completó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?