Argentina mereció algo más, pero Brasil es el finalista

Argentina mereció algo más, pero Brasil es el finalista

La Selección de Scaloni jugó un buen partido. Estando abajo en el marcador contó con chances para empatar, pero no quiso entrar. Gabriel Jesús y Roberto Firmino anotaron los goles para el 2 a 0 final en Belo Horizonte. El sábado, deberá jugar por el tercer puesto.

Argentina jugó el mejor partido en la Copa América y terminó cayendo ante Brasil por 2 a 0 con eliminación incluida en semifinales.

Los papeles previos aseguraban que la Argentina debía "resistir" el ímpetu de Brasil, al menos, los primeros 20 minutos. Pero no lo pudo capitalizar. Aunque sin ser superado, el conjunto nacional sufrió una jugada exquisita de Dani Alves que abrió para Firminho y este, con un centro a rastrón, dejó solo a Gabriel Jesús para que el delantero del City solo tuviese que empujarla. 1 a 0 y comenzaba otro partido, con un Brasil más tranquilo y con los de Lionel Scaloni adelantando las líneas.

Leandro Paredes disparó previo al gol y esa sería la primera aproximación de la visita al arco de Alisson. Luego encontraría la cabeza de Sergio Agüero tras una pelota detenida y el travesaño le negaría el empate a la Argentina.

Messi se encargó de comandar al conjunto nacional e hilvanó un par de jugadas propias de su autoría: la primera para dejarle el remate al Kun, que terminaría siendo desviada por el defensor brasileño y la otra que se iría desvaneciendo tras un disparo defectuoso de Nicolás Tagliafico.

Para el final de la primera mitad, la Argentina había hecho méritos para, al menos, no irse derrotada a los vestuarios del Mineirao.

Una decidida Argentina buscó por todos los medios, superando a Brasil en el juego, pero la efectividad terminaría siendo un factor fundamental e inapelable que le terminaría dando la espalda a la Albiceleste.

Messi intentaba y creaba - el mejor partido del 10 en el certamen - pero el palo, nuevamente, le decía que no al empate. El capitán también tuvo la chance de tiro libre, pero esta vez fue Alisson quien la descolgó del ángulo derecho para mantener al pentacampeón del mundo arriba en el tanteador.

Scaloni probaba a Ángel Di María y a Giovani Lo Celso y le daba descanso a Marcos Acuña y Rodrigo De Paul. En la búsqueda de la igualdad, casi sumergido en el terreno de la desesperación, la Selección terminó sucumbiendo ante una contra bien elaborada por los de Tite, que terminaría con definición acertada de Firminho.

Argentina sumó su undécimo partido sin poder ganar en Brasil en competencias oficiales y la Copa América se le seguirá negando, como viene ocurriendo tras el título en Ecuador 1993, al menos hasta dentro de un año cuando el certamen se dispute conjuntamente entre Argentina y Colombia.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?