A seis años de Leones de oro: el mendocino que fue parte de la gesta

A seis años de Leones de oro: el mendocino que fue parte de la gesta

Rolo Rivero fue integrante del cuerpo técnico del Chapa Retegui que tocó el cielo con las manos en Río 2016 subiéndose al primero lugar del podio en hockey sobre césped: "Mientras más pasa el tiempo, más notamos lo que logramos".

Redacción MDZ Online

El robo de Agustín Mazzili activa el  modo on de la piel de gallina. Su corrida es un vuelo hacia la eternindad que termina con el paraíso como destino. Los Leones le ganan 4-2 a Bélgica y se consagran como los mejores de los Juegos Olímpicos en Río de Janerio 2016. Es gol de Mazzili, aunque en verdad es gol del deporte argentino. De todos esos miles de atletas que sudan durante su vida de amateurs contando el mango para ir a algún torneo caído en el mapa, por más que eso signifique no llegar a fin de mes.

Afuera se abrazan todos, siendo testigos de un momento que quedará grabado para siempre en los argentinos presentes en estadio Deodoro. Debajo de esos miles de brazos está Rolo Rivero, el mendocino del cuerpo técnico de Chapa Retegui que sin darse cuenta, empieza a grabar su nombre en ese olimpo reservado para unos pocos. 

Hoy es 18 de Agosto y ya son seis años del momento más importante en la historia del hockey sobre césped masculino nacional, y Rivero, en la otra punta del pais, lo recuerda con una alegría que no conoce del paso del tiempo: "Significa mucho. Fue como dijimos ni bien terminó la final. Mientras más pasa el tiempo, más notaríamos lo conseguido: el hecho más importante de nuestro deporte en varones".

Ese grupo de jugadores ya venía insinuando con el tercer puesto en el Mundial de La Haya en Holanda 2014 y el oro Panamericano en Toronto 2015 y en las entrañas del plantel sabían que el objetivo era alcanzable: "Queríamos jugar los ocho partidos del torneo, lo que asegura medalla. Nos preparamos de una forma muy exigente para lograrlo", recuerda Rolo.

El oro le fue esquivo a Argetina tanto en damas como en caballeros a lo largo de la historia y para Rivero fue fundamental el combo que se dio en Río: "La  preparación, la cabeza, la calidad de los jugadores, la parte física y el trabajo del cuerpo técnico hicieron que el sueño sea posible".

Pasaron 2190 días de esa foto que descansa en el retrato de nuestro deporte. En el medio estuvieon los cuartos de final en el Mundial de  La India 2018 y la misma instancia en Tokio 2021, pero sobre todo, lo que brilla pero por su ausencia es el reconocimiento para un seleccionado que logró lo impensado. 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?