Boca: la impactante cámara inédita de la patada descalificadora a Zeballos

Boca: la impactante cámara inédita de la patada descalificadora a Zeballos

El juvenil de Boca tuvo que ser reemplazado luego de una durísima falta de Leyendeker, que en un principio vio la amarilla pero luego fue expulsado.

Redacción MDZ Online

En un marco festivo, Boca volvía a jugar en Salta por primera vez en 10 años. Al igual que aquella vez, el motivo era la Copa Argentina, precisamente los octavos de final contra Agropecuario. Los hinchas salteños estaban efusivos por ver, entre tantos otros, a Exequiel Zeballos, uno de los jugadores más queridos de la actualida xeneize. Sin embargo, el Changuito se vio forzado a salir por un patadón descalificador de Milton Leyendeker que, a su vez, dio lugar a una decisión poco común del árbitro. Según Julio Pavoni, los estudios no arrojaron buenos resultados.

Iban 10 minutos del primer tiempo cuando Zeballos recibió algunos metros por delante de la mitad de cancha sobre la izquierda. En su zona de influencia, el Changuito se preparaba para hacer uso de su gambeta endiablada cuando Leyendeker pegó una patada que no cuadraba en el momento ni en los decibeles del partido. El árbitro Maximiliano Ramírez mostró la amarilla, lo que generó la estupefacción de los jugadores de Boca.

De acuerdo a lo que informaron distintos periodistas del mundo Boca, Zeballos habría sufrido una lesión importante pero el parte no saldrá hasta que el cuerpo médico no realice estudios con mayor profundidad en Buenos Aires. Aunque se descartó el primer informe que aseguraba una fractura de tibia, todavía está la posibilidad de que requiera una intervención quirúrgica.

Los futbolistas xeneizes se le fueron con todo al juez, que recibía reclamos de todos lados. Luego se sumaron los de Agropecuario, quienes confrontaron a sus colegas de Boca por las quejas. Finalmente y mediante una comunicación con sus ayudantes, Rámirez anuló la amarilla y le mostró la roja al infractor.

Mientras esto sucedía, Zeballos se retorcía del dolor en el suelo y rompió en llanto. Cuando quiso reincorporarse, el Changuito no pudo hacer pie y tuvo que ser reemplazado en el banco de suplentes. Allí, el juvenil seguía llorando, ya con hielo sobre su tobillo maltrecho.

Según las imágenes que mostró ESPN, Zeballos se fue a una clínica en Salta a realizarse estudios. En el video se puede ver al santiagueño muy dolorido y siendo llevado en andas por dos personas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?