Sin despeinarse, Bélgica goleó a Rusia y ratificó que es uno de los grandes candidatos a ganar la Eurocopa

Sin despeinarse, Bélgica goleó a Rusia y ratificó que es uno de los grandes candidatos a ganar la Eurocopa

Los Diablos Rojos iniciaron con todo su camino en la Euro 2020 al golear por 3 a 0 a Rusia, en San Petersburgo en la primera fecha del Grupo B, por el que más temprano Dinamarca y Finlandia vivieron un dramático partido por el desvanecimiento de Christian Eriksen.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La Selección de Bélgica ratificó su favoritismo al vencer sin complicaciones a Rusia, con un contundente 3-0 en el estreno para ambas en la Eurocopa y dentro del Grupo B, gracias a los goles de Lukaku, con un doblete, y Meunier en San Petersburgo.

Los dirigidos por Roberto Martínez, que ocupan el puesto número uno del raking FIFA, vivieron un plácido debut en la cita continental. Rusia, una de las anfitrionas, dejó una mala imagen, sobre todo en la primera parte y en defensa, donde las imprecisiones las pagó caras. Lukaku se mostró muy superior a cualquier ruso que quisiera pararle y Bélgica resolvió los tres primeros puntos en pocos minutos.

Los Diablos Rojos se colocan líderes del Grupo B, con tres puntos como Finlandia, que venció 1 a 0 a Dinamarca en el otro encuentro de la jornada, marcado por el gran susto de Christian Eriksen, estabilizado en el hospital tras desplomarse en el césped, que suspendió el partido durante cerca de dos horas.

Lukaku, compañero de Eriksen en el Inter, le dedicó su primer gol al danés, a los 10 minutos. El histórico goleador belga estaba en claro fuera de juego, pero el error de Semenov tocando el balón fue suficiente para que ni el VAR ni Mateu Lahoz consideraran anularlo.

Roberto Martínez tuvo que sustituir a Castagne por Meunier y éste se convirtió en el primer jugador en marcar en una primera parte de una Euro entrando desde el banquillo.

En un centro de Thorgan Hazard llegó el tanto de Meunier, tras el despeje del portero (2-0). Los rusos, que pudieron sacar renta de un remate de Dzyuba, se fueron con una buena sensación al vestuario, pero volvieron con cambios y ánimo durante 20 minutos. Las opciones eran buscar a su potente y veterano delantero, liderados en la creación por Golovin. Pese a la mejora, Rusia no se acercó al gol.

Los belgas, con otro cambio obligado de Vertonghen, superaron sin apuros el momento ruso del partido y guardaron el balón para confirmar la rendición del rival. Eden Hazard jugó los últimos 20 minutos, probándose después de un año de muchas lesiones para saber si podrá ser decisivo o no para Bélgica. No jugó Kevin De Bruyne, reservado tras su golpe en la final de Champions, pero en verdad con Lukaku, que hizo el 3-0 en el 88', fue suficiente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?