La emotiva carta de un ex Godoy Cruz para Carlos Tevez

La emotiva carta de un ex Godoy Cruz para Carlos Tevez

El ahora defensor de Defensa y Justicia, Néstor Breitenbruch, era fanático de Boca cuando era chico, y a los nueve años le escribió un mensaje al Apache: "Mi sueño es ser jugador de Boca como vos". Mañana tendrá que marcarlo."

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Defensa y Justicia visitará mañana a Boca desde las 18.30 en La Bombonera por la fecha 8 de la Copa de la Liga Profesional buscando un triunfo que le permita mantenerse en zona de clasificación a la pelea por el título, y uno de los que tendrá una tardenoche más que especial es Néstor Breitenbruch, el defensor de 25 años que cuando era chico era fanático de Boca y mañana deberá enfrentar al ídolo de su infancia: Carlos Tevez.

Breitenbruch, oriundo de Leandro N. Alem, Misiones, le escribió una carta a Tevez cuando tenía nueve años e iba a la escuela; en el escrito aquel niño le manifestaba toda su admiración, soñando algún día con jugar en Boca como el Apache, probablemente sin imaginarse que algún día iba a tener que enfrentarlo dentro de un campo de juego.

"Te quiero decir que sé cómo jugás al fútbol y mi sueño es algún día ser jugador de Boca como vos. Me gustan tus goles que en realidad son golazos. Creo que River debe estar muy triste de tanto perder. Es una lástima que no jugaste el último partido", arranca la carta que tiene fecha del 2 de noviembre de 2004.

"Soy Adriel Breitenbruch, mi papá es de Boca, igual que toda mi familia. Mi tía Noni es muy fanática, llevó la antorcha olímpica de Boca. Todo lo que haces me gusta, en especial el taquito que hiciste contra el Once aldas, el gol al Barcelona que realmente no sé si fue gol. Te pido que le digas a Brindisi que es un buen técnico, pero le extraño a Bianchi. Adiós y seguí haciendo feliz a todos los boquenses", culminó el defensor surgido de las inferiores de Independiente y que también pasó por Quilmes y Godoy Cruz, en el fútbol argentino.

La carta tiene también la devolución de su maestra, que -como si fuera una premonición- le escribió: "Seguro que tu sueño será realidad. Cuando uno quiere mucho, lo logra. ¡Felicitaciones!".

Pese a tener casi 100 partidos en Primera División, Breitenbruch no jugó nunca en La Bombonera con el Rojo, el Tomba ni el Halcón, y mañana no solo tendrá su primera vez jugando en el estadio en el que soñó jugar cuando era chico, sino que una de sus principales tareas será anular al ídolo de su infancia. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?