Tres días jugando a las cartas: la apuesta más brutal de Michael Jordan
NBA

Tres días jugando a las cartas: la apuesta más brutal de Michael Jordan

Antoine Walker, ex jugador de Boston Celtics y Miami Heat, reveló detalles de la afición de Michael Jordan por las apuestas y recordó el día en el que el mejor de todos los tiempos aplazó su regreso a la NBA por un juego de cartas que se extendió por varios días.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El año pasado la figura de Michael Jordan volvió a estar en boca de todos con el estreno de la serie documental The Last Dance, que mostró detalles de la última temporada en Chicago Bulls, que finalizó con la obtención del sexto anillo de la franquicia, y allí se pudo ver la voracidad competitiva de la leyenda del básquet mundial.

Y esa voracidad no la tenía solamente en la NBA, sino en otros aspectos de su vida como las apuestas, un vicio por el que llegó a perder fortunas inimaginables. Antoine Walker, ex jugador de los Celtics y los Heat, reveló ahora detalles de la afición de Air por el juego y cómo una partida de cartas que se extendió durante tres días lo obligó a posponer la rueda de prensa en la que anunció su primer regreso al gran circo del básquet mundial.

"Cuando Michael llamaba la apuesta inicial siempre subía un poco. Es una cifra que todo el mundo tiene que traer a la mesa", recordó Walker, quien llegó a ser All Star de la NBA. "En este caso eran 20.000 dólares para entrar a la partida. Si no tenías ese dinero no podías jugar. Recuerdo que en aquella ocasión jugamos 36 horas seguidas. Jugamos contra otros dos jugadores y Mike y yo éramos pareja. Y llegamos a ir perdiendo 900.000 dólares en efectivo".

Walker recordó que en un momento de la partida necesitaban más dinero para seguir jugando, por lo que Jordan mandó a su sobrino a su casa a buscar medio millón de dólares que tenía guardado en su bolso de golf.

"Yo me iba a Boston en un par de días, así que llevaba 100.000 dólares en efectivo. Siempre llevaba efectivo encima. Jordan llevaba 200.000, pero en un momento de la partida mandó a su sobrino a por 500.000 más. La otra pareja también tenía dinero. Terminamos perdiendo 180.000 dólares porque Michael estaba demasiado cansado. Literalmente se estaba durmiendo encima de la mesa", concluyó Walker.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?