LeBron James se confiesa: "Descanso cuando me subo al auto"
NBA

LeBron James se confiesa: "Descanso cuando me subo al auto"

El alero de los Lakers acumula más de 60.000 minutos en la Liga y tras 18 temporadas comienza a sentor el cansancio.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Entre temporada regular y playoffs, LeBron James ha jugado 60.482 minutos en la NBA. O lo que es lo mismo 1.008 horas. Lo que, en caso de no haber parado jamás, equivaldría a más de 42 días. Y es ahora, a sus 36 años y en mitad de su decimoctava temporada como profesional, cuando por fin empieza a dar algún síntoma de cansancio. Él, aunque no lo parezca, también es humano.

El alero de los Lakers jugó 43 minutos en la derrota después de una prórroga ante los Wizards (124-127). Se le vio algo tocado físicamente y eso le llevó a cometer algunos errores en jugadas decisivas y a perder ocho balones, su peor marca de la campaña. Esta temporada sólo 16 jugadores promedian más tiempo en pista que él, que se va hasta los 35 minutos de media. Eso sí, ninguno tiene su edad. A lo largo de su carrera, nunca bajó de los 34 minutos por partido y su tope llegó a ser de 42,4.

Semejante salvajada mantenida en el tiempo habría pasado factura a cualquiera en un momento u otro. A LeBron parece que le ha llegado ahora, aunque él no parece dispuesto a tomarse un respiro. "Toda esta narrativa de que necesito más descanso se ha vuelto mucho más grande de lo que realmente es. Nunca he hablado de eso. No hablo de eso. No creo en eso. Todos necesitamos más descanso. Hay un cambio con respecto a la temporada pasada. Todos deseamos poder descansar más, pero estoy aquí para trabajar y estar disponible para mis compañeros de equipo. Si estoy lesionado o no me siento bien, podemos verlo", dijo tras la derrota ante los Wizards.

En los últimos encuentros, LeBron ha tenido que asumir más responsabilidades ante la importante ausencia por lesión de Anthony Davis, cuyo tendón de Aquiles le está dando problemas. Ahora también falta Dennis Schroder, incluido en los protocolos de salud de la NBA para combatir la COVID-19. Además, por si era poco, los Lakers se han visto obligados a disputar cinco prórrogas en lo que va de febrero.

El precedente de la lesión de Kobe Bryant

En la franquicia angelina, en la que ya tienen bastantes problemas físicos, no quieren que a James le suceda como a Kobe Bryant, que se rompió el tendón de Aquiles después de una serie de siete partidos en los que, a sus 33 años, llegó a promediar 45,6 minutos. Aquejado de más lesiones, ya no volvería a tener el extraordinario nivel de antes.

El entrenador Frank Vogel no oculta su preocupación. "Tenemos que seguir encontrando formas de aligerar su carga. Siempre consideramos eso durante toda la temporada con él. Nos reuniremos con el personal médico, nos reuniremos con LeBron y veremos cómo se siente. Tomaremos esas decisiones partido a partido", reconoce el técnico, consciente de la dureza de un curso de sólo 72 encuentros pero muy concentrados.

La estrella de los Lakers apela a su extrema profesionalidad para no pedir descansar. "Nunca he pedido tiempo libre. Llevo cinco, seis o siete años escuchando que necesito descansar. Todavía estoy fuerte. Mi trabajo es salir cuando esté disponible. Cuando esté sano, saldré a jugar. Sólo estoy haciendo mi trabajo y estoy tratando de hacerlo a un alto nivel. Tener amor por el juego y poder estar disponible para mis compañeros es más importante que cualquier otra cosa", afirma James.

El alero siempre ha dado una gran importancia al cuidado de su cuerpo, una herramienta de trabajo que siempre ha mantenido a tono gracias a una estricta dieta, el entrenamiento, la recuperación y un controlado régimen de sueño. En su mente está descansar entre el final de la primera parte de la temporada, que para los Lakers acabará el 3 de marzo ante los Kings y el Partido de las Estrellas, previsto para el día 7. Él ya advirtió que estaría en cuerpo, pero no en mente y que no estaba nada motivado para afrontar el All Star.

Mientras llega esa fecha, aprovechará cada segundo para tomarse un respiro. "Estoy descansando ahora mientras estoy sentado aquí hablando con ustedes. Descanso cuando subo al coche y me dirijo a casa. Descanso cuando llego. Y descansaré mañana", finalizó con ironía.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?