Ya está en Argentina: así se gestó el regreso de Delfino a la Selección

Ya está en Argentina: así se gestó el regreso de Delfino a la Selección

Carlos Delfino, escolta ganador de la medalla de oro en Atenas 2004 y de bronce en Beijing 2008, llegó hoy a Buenos Aires desde Italia para volver a ponerse la camiseta de la Selección argentina de básquet luego de 5 años.

Santiago Sandri

1924 días. Más de 5 años pasaron desde la última vez que se puso la celeste y blanca. Aquel 17 de agosto de 2016, en el Arena Carioca 1 de Río de Janeiro, se despidieron Manu Ginóbili, Andrés Chapu Nocioni y Carlos Cabeza Delfino, quien había superado siete operaciones en su pie y 3 años sin jugar, de la Selección argentina de básquet. Desde ese entonces, quedaría Luis Scola como único y último representante de la Generación Dorada, el equipo que cambió la historia del deporte argentino para siempre.

Cierto es que, como bien habían aclarado Scola (capitán), Campazzo y Laprovittola (referentes de la nueva generación) en su momento, a partir de Río 2016 se engendró un proceso nuevo, que tuvo el éxito del subcampeonato mundial en 2019, pero, debido a la presencia de Luifa en el equipo, se continuaba hablando sobre el equipo ganador del oro en Atenas 2004: esto llegó a su fin con el retiro de Scola en Tokio 2020. O eso parecía.

Cuando todo indicaba que ya se había cerrado la etapa de los miembros del equipo más exitoso de la historia de nuestro básquet, aparece Néstor el Che García, nuevo entrenador de la Selección tras la salida de Sergio Oveja Hernández, y convoca a Delfino, de 39 años, para disputar la primera ventana de Eliminatorias para el Mundial de Japón-Filipinas-Indonesia 2023.

El Lancha, otro de sus apodos, juega en Italia hace ya cuatro temporadas. Luego de pasar por un par de clubes, hoy defiende los colores del Victoria Libertas Pesaro. Allí, el santafesino promedia 15,6 puntos, 4,7 rebotes y 3,2 asistencias. Dado su buen presente, se puede descartar la posibilidad de que esta convocatoria sea a modo de homenaje: Delfino se ganó su lugar en la cancha.

Delfino en el Pesaro de Italia

En su presentación como coach del combinado nacional, García había dicho: "A Carlitos lo adoro, lo respeto, me apoyó muchísimo y tenemos mucha comunicación. Me dijo que me apoyará en lo que necesite, estuvo a la orden, con eso va a ser parte de este proceso". 

El escolta, definido como “exquisito, tal vez uno de los más talentosos de la historia del básquet argentino” en la web de la Confederación Argentina de Básquet (CAB), y el entrenador, quien dirigió a otras selecciones latinoamericanas como Venezuela (salió campeón del FIBA Americas 2015 y lo clasificó a su primer Juego Olímpico) y República Dominicana, mantienen una relación de mucho afecto, cómo se puede ver en el video que publicó la CAB en sus redes sociales.

Delfino, quien estuvo ocho años en la NBA, será uno de los dos jugadores del plantel que se desempeñan en Europa: el otro es el joven santafesino Juan Fernández, pívot de 19 años y 2,10 que juega en el Fuenlabrada español.

El plantel de 12 jugadores, que enfrentará a Paraguay tanto el viernes como el sábado a partir de las 20:30 horas en la cancha de Obras, está mayormente conformado por jugadores de la Liga Nacional, ya que la NBA no presta a jugadores durante su competencia. Esto significa que Facundo Campazzo (Denver Nuggets), Gabriel “Tortuga” Deck (OKC Thunder) y Leandro Bolmaro (Minnesota Timberwolves) no estarán con el equipo.

Delfino en la práctica de hoy (CAB)

Apenas llegado de Italia, el Lancha se puso a entrenar con sus compañeros, con el objetivo de ayudar al equipo a clasificarse a una nueva cita mundialista. Con 39 años y 73 partidos con la selección en la espalda, pero con la ilusión de un debutante, el último miembro de la Generación Dorada volverá a calzarse la 10 de Argentina.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?