El desagradable gesto del arquero del equipo de Chiqui Tapia en el ascenso argentino

El desagradable gesto del arquero del equipo de Chiqui Tapia en el ascenso argentino

Barracas Central venció a Villa Dálmine por 3-1 y se quedó con el primer lugar de su zona. Su arquero, tras el gol del triunfo, le dedicó el gol a la parcialidad local.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Barracas Central, equipo presidido por Claudio Chiqui Tapia, venció a Villa Dálmine por 3-1 en el marco de la fecha 34 de la Zona B de la Primera Nacional. Con ese triunfo, el Guapo se ganó el boleto a la final por el primer ascenso, en la cual enfrentará a Tigre, quien salió primero en la Zona A. El encuentro será a partido único, en cancha neutral a definir, el próximo domingo con horario a confirmar.

Lamentablemente, en lo que sólo debía ser festejo del equipo dirigido por el relator Rodolfo De Paoli, la nota la dio su arquero. Maximiliano Gagliardo, de 38 años y una basta trayectoria, explotó de bronca con el tercer tanto de su equipo y gritó desaforadamente el tanto mirando a la platea local, a la vez que hacía gestos obscenos.

 

Inmediatamente los jugadores del Violeta llegaron hasta donde estaba el portero para increparlo por lo que había hecho. Por suerte no fueron más que empujones y algún que otro entre dicho entre los protagonistas.

El juez principal del encuentro, Pablo Dóvalo, ni siquiera amonestó al jugador visitante tras su desafortunado accionar. Los jugadores de Barracas, una vez finalizado el encuentro, bancaron a Gagliardo ya que 'se siente señalados' debido a los polémicos arbitrajes y la idea instalada con la vinculación del cargo que ocupa su presidente, en AFA.

Pablo Dóvalo, el árbitro del partido, ni siquiera amonestó al arquero, que tuvo un paso por Arsenal. Los jugadores, luego del festejo, comprendieron el gesto de su compañero, porque se sienten “señalados” por los arbitrajes polémicos de las últimas semanas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?