Contratos millonarios, conflictos y un pase de lujo: así le fue a Mauro Icardi con Wanda Nara como representante

Contratos millonarios, conflictos y un pase de lujo: así le fue a Mauro Icardi con Wanda Nara como representante

Wanda Nara maneja la carrera de su esposo Mauro Icardi desde octubre de 2015. Contratos millonarios, conflictos y un pase de lujo, los grandes hitos de una relación profesional que podría terminarse tras la separación de la pareja.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Mauro Icardi está en el centro de la escena mediática, una vez más, por su vida personal. El delantero del PSG se separó de su esposa, Wanda Nara, quien además es su representante y por eso la gran duda ahora es qué pasará con su carrera profesional, que desde hace 6 años es manejada por la madre de sus hijos y de manera más que exitosa.

Durante más de 10 años la carrera del delantero argentino fue administrada por Abián Morano, un agente español que logró llevarlo de la Unión Deportiva Vecindario, de Gran Canaria, nada menos que al FC Barcelona, al que se sumó a las divisiones menores en la temporada 2008/9. Sus buenos rendimientos lo llevaron a la Selección argentina Sub-17 y en 2011 se fue cedido a préstamo a la Sampdoria, donde explotó como goleador y el club italiano ejecutó la opción de compra.

A mediados de 2013 el Inter de Milán fue a la carga por él y pagó 13 millones de euros por su ficha. Dos años después, en octubre de 2015, Icardi rompió su relación profesional con Abián Morano para que su esposa, Wanda Nara, tomara las riendas de su carrera, causando una revolución en un ambiente muy machista.

 

Apenas un año después, el trabajo de la modelo y empresaria argentina empezó a dar sus frutos. De la mano de Wanda, Icardi renovó su contrato con el Neroazzurro hasta 2021 y se convirtió en el tercer futbolista mejor pago de la Serie A de Italia, sólo superado por Gonzalo Higuaín, por entonces en la Juventus, y Daniele De Rossi, quien era el capitán de la Roma.

La rubia le consiguió al delantero un contrato cuya cláusula de rescisión ascendía a 110 millones de euros y por el cual cobraría 4,5 millones de euros en la temporada temporada 2016/17, 4,7 millones en la 2017/18, 4,9 millones en la temporada 2018/19, y 5,1 en la 2019/20, sin cumplir finalmente el último año de contrato porque lo terminó comprando el PSG.

Wanda Nara maneja la carrera del futbolista desde fines de 2015.

A comienzos de 2019 Inter quiso renovar el contrato que vencía este año, pero las negociaciones entre la directiva del club y Wanda se dilataron demasiado por las exigencias de la empresaria argentina. A partir de allí comenzó un conflicto por el cual Icardi se bajó de una convocatoria, lo que le valió perder la capitanía y dejar de ser tenido en cuenta para el primer equipo.

PSG compró a Icardi a mediados de 2020.

En septiembre de 2019 el delantero se fue a préstamo al PSG, con una opción de compra de 70 millones de euros que el club francés terminó ejecutando en 2020, pero por un precio menor, ya que terminó pagando 50 millones de euros más otros 8 en variables. El vínculo finaliza a mediados de 2024 y el atacante percibe un salario de 10 millones de euros por año.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?