Tras la novela de la posible salida de Lionel Messi, el presidente del Barcelona rompió el silencio

Tras la novela de la posible salida de Lionel Messi, el presidente del Barcelona rompió el silencio

Josep María Bartomeu, presidente del Fútbol Club Barcelona habló públicamente por primera vez desde la revolución que causó Lionel Messi al manifestar su deseo de irse, algo que finalmente no sucedió. Además, se refirió al pedido de renuncia de miles de socios.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Josep María Bartomeu, presidente del Fútbol Club Barcelona habló públicamente por primera vez desde la revolución que causó Lionel Messi al manifestar su deseo de irse, algo que finalmente no sucedió. Además, se refirió al pedido de renuncia firmado por miles de socios.

"La junta seguirá trabajando para hacer un equipo lo más competitivo posible. Ya hablaremos después de la validación. En estos momentos nadie quiere dimitir, ni nadie me ha sugerido que lo haga. El club no se para y sigue trabajando, tenemos muchas cosas pendientes. Es un mercado atípico que acaba el 5 de octubre", indicó en declaraciones a TV3.

Preguntado por la moción de censura, Bartomeu dijo que "la cifra ha sorprendido hasta a los promotores de la moción". "Estamos en un proceso normal de validación. El club seguirá haciendo todo lo que toca con la máxima transparencia y rigor", añadió el presidente blaugrana, que insistió en separar esta cuestión con la aprobación de las cuentas.

"No tiene nada que ver. Nadie tiene pensado dimitir, todos estamos centrados en el día a día del club. No especulemos (con un posible referédum", espetó Bartomeu, quien se alejó de cualquier conflicto con Lionel Messi. "No entraré en ningún conflicto con él. Es nuestro capitán y el líder de nuestro equipo".

"Le hemos visto hablando en el campo y es un tema aparcado. No podía permitir que se fuera del club, es el mejor de la historia y el equipo le necesita. Tener a Messi es una garantía de éxito", manifestó Bartomeu.

En otras cuestiones, el máximo responsable de la entidad blaugrana aseguró que "el dinero no es un problema para el Barcelona si se necesita", preguntado por el interés en Memphis Depay, pero recordó que "antes de que lleguen unos deben salir otros". "Una vez solucionemos las salidas veremos si hay llegadas", indicó.

Además, Bartomeu explicó que Luis Suárez es "jugador del Barça", que no puede "decir nada más" al respecto y que a Quique Setién se le comunicó el despido "cuando tocaba y desde ese momento se negocia su salida con los agentes". "No veo ningún lío con esto. Si no hay acuerdo, pues debe hacerlo un juez laboral. Agradezco a Setién que nos ayudara. No tuvo la suerte de otros entrenadores. Debemos dejar de hablar de las cosas malas", finalizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?