Anécdotas imperdibles del Negro Cáceres sobre Maradona, Bilardo y el Kun Agüero

Anécdotas imperdibles del Negro Cáceres sobre Maradona, Bilardo y el Kun Agüero

El exjugador de la Selección argentina contó diversas anécdotas de lo más divertidas que incluyen a los mejores jugadores del mundo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Fue un marcador central diferente, de una técnica exquisita y con una categoría impresionante. Un digno producto formado y marcado por el sello de La Paternal y la identidad que Argentinos Juniors y sus formadores establecían en aquel momento. Se destacó en el Bicho primero y después tuvo pasos importantes nada más ni nada menos que en Boca, River e Independiente dentro del marco del fútbol local. Vivió tres temporadas impresionantes en el Zaragoza y fue durante un tiempo prolongado el primer marcador central titular de la Selección Argentina. En el año 2009, fue víctima de un violento asalto y la vida le puso enfrente su desafío más importante. Siempre entregado a su recuperación, Fernando Cáceres reapasó su carrera en diálogo con el canal de Youtube Ídolos.

Cobrar por golpear: "Me ofrecieron 500 mil pesetas para sacar del partido a Ronaldinho. Estábamos jugando un Celta - Barcelona en Vigo. En la primera pelota que fue a agarrar Ronaldinho, le pegué de atrás. Le ayudé a levantarse y le dije que me habían ofrecido esa plata por sacarlo del campo. Él me contestó: "Si me agarras". No le fui a marcar más. Me daba miedo. Estaba enojado y cuando se ponía así era muy bueno, fuerte y un jugador impresionante. Me iba a hacer pasar vergüenza.”. 

Imposible parar a Lionel: "Si se te acerca Messi, directamente le pegás una patada, es la solución que tenés, con él no queda otra alternativa”.

Agüero lejos: "Al Kun lo encontré cuando voy a Independiente. En los entrenamientos era difícil marcarlo, así que cuando lo tenía en contra le decía que se fuera para otro sector de la cancha si no quería que le pegara. Él sabía que le iba a pegar porque no lo iba a correr. Ni un caño se le ocurría tirarme. Le decía que se fuera para otro lado de la cancha si no quería que le pegara".

El doctor Bilardo: "En un entrenamiento con la selección juvenil de Argentina, a los que no jugábamos nos sentó en el banco de suplentes y nos preguntó varias veces qué veíamos en el partido. Ninguno de los que estábamos ahí nos dábamos cuenta, él nos insistía, hasta que después de varios intentos nos dijo que había puesto 12 jugadores en el equipo contrario. Ninguno de los que estábamos ahí nos habíamos percatado de ello. Después de eso, incluso estando en el Celta de Vigo con 33 años, cuando entraba al campo de juego contaba los jugadores que había del otro equipo. Otra vez Bilardo me vio que tenía los cordones desatados y me dice ¡Ya está, vamos perdiendo 1-0!".

A Diego también: "En un entrenamiento en Ecuador, Alfio Basile nos dijo que venía Diego a entrenar con nosotros. Normalmente, él no entrenaba con nosotros, así que el técnico nos dijo que únicamente íbamos a hacer un partidillo en mitad de campo, solo para movernos un poco. Tiran un pelotazo cruzado y voy a cortar la pelota por el aire. En el camino, me llevé a alguien, no sabía quién era pero lo choqué, se cayó al suelo y se quejaba. Cuando caigo de pie, miro y era Diego Maradona. Me quería morir. Le pedía por favor que se levantara porque si no me iban a echar a Buenos Aires. Después de eso no me acerqué más".

Nigeria y el 10: "En el partido contra Nigeria en el Mundial de Estados Unidos, nosotros llegamos tarde. Los jugadores de Nigeria nos estaban esperando. Diego entró y pasó por su lado saludando a todos los jugadores por su nombre, dándoles la mano. Se los conocía a todos. No lo podían creer, se morían. De ese partido lo que me viene a la mente son las patadas que le dieron a Maradona. No lo podían parar y fue una máquina de generar golpes. Fue increíble lo que le pegaron aquel día".

Doping y eliminación: "Diego habló con todos nosotros y nos dijo que no había hecho nada de lo que se decía. Luego en la prensa solo hablaban del doping positivo de Diego. Eso provocó que nos distrajéramos contra Rumania y quedáramos fuera del Mundial".

Dos extraterrestres: "Es muy complicado elegir Maradona y Messi, las épocas son diferentes y las historias también. Por suerte nunca me enfrenté a Messi, pero se me hubiese complicado por las cosas que hace, que no las puedes creer. Cuando se te acerca Leo ¿Qué haces? No sabes, así que directamente le pegas una patada, es la solución que tienes".

Copa América 95: "El único que no vio la mano de Tulio fue el árbitro. Le dije de todo, esa mano fue una cosa que no se puede creer. Era para matarlo. La vio y no la quiso cobrar. Se ve claramente en la cancha, en la posición en la que estés. Está claro que había recibido órdenes de eliminar a Argentina".

Maradona hermanos: "Soy uno de los pocos jugadores que jugó con los dos. Hugo Maradona tenía lo suyo, pero todo el mundo esperaba que hiciera algo como Diego y eso lo perjudicó claramente".

 Zaragoza: "Fue la época dorada de mi carrera. Gracias al Zaragoza tuve la suerte de que las cosas me salieran bien y de ir al Mundial 1994 con la Selección Argentina. Los tres años en el Zaragoza fueron maravillosos. Me hubiese quedado mucho tiempo más, pero no íbamos a repetir lo que hicimos".

La histórica final de la Recopa: "Es imposible definir una situación como la que vivimos con el gol de Nayim. Hoy lo miras en frío y no puedes creer que haya sucedido eso. Cuando el Arsenal metió el gol, no perdimos la tranquilidad, pero sabíamos que íbamos a sufrir. A Xavi Aguado le dije que el controlara su sector, yo controlaba el mío y luego que arriba se arreglen y nos saquen para adelante".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?