Woodward muy enojado con los países que no votaron a Pichot

Woodward muy enojado con los países que no votaron a Pichot

El entrenador de Inglaterra campeón de la Copa del Mundo 2003, que previamente a las elecciones había mostrado un público y contundente apoyo hacia Agustín Pichot, expresó su opinión en su editorial en DailyMail tras el triunfo de Beaumont.

Rodrigo Pontis

Rodrigo Pontis

En la misma comenzó por felicitar a su amigo Bill pero aseguró que el rugby perdió la oportunidad de cambiar y que todo va a seguir igual: "Felicitaciones y buena suerte Bill, pero el rugby ha perdido la oportunidad de crecer". Luego, puso el foco en Italia y aseguró que si la Unión Azzurra hubiese votado en favor de Pichot, las cosas hubieran sido diferentes.

Además criticó duramente la forma de votación: "El sistema de votación es perverso, Italia tiene tres votos, mientras que Fiji y Samoa tienen un solo cada uno y Tonga ninguno. Simplemente le preguntaría: ¿quién hace la mayor contribución al rugby mundial?".

Luego, pasó a hablar de los países europeos que disputan el 6 Naciones: "Si solo una de las Seis Naciones, con tres votos cada una, hubiera roto el rango, Pichot habría ganado".

Sobre el voto de Gales no se sorprendió y elogió al presidente de WRU por su sinceridad: "Le doy a Gareth Davies y a la WRU todo el crédito por preocuparse lo suficiente como para contactar a Pichot y pedirle que explique sus planes y luego emitir una declaración transparente mucho antes de la votación que indique su intención de votar por Bill, con la justificación detrás de esto".

Pero sí escribió que no está de acuerdo con el dicho del Presidente galés, Davies sobre la evolución del rugby y contrarrestó: "Yo diría que la situación del rugby en todo el mundo está a punto de volverse tan tensa y rápida que lo que más se necesita es innovación y acción".

Ahora, donde Woodward puso el foco y fue muy crítico fue en los votos de los países con menos voz y menor cantidad de votos:

Como votaron todos los que están fuera de las Seis Naciones es interesante y preocupante. En esta ocasión, tenemos a las cuatro grandes naciones del hemisferio sur votando juntas contra las Seis Naciones, por lo que ahora tenemos un pronunciado enfrentamiento entre los dos hemisferios para tener en cuenta.

Esa división no es saludable, no hay un pensamiento conjunto entre las naciones más grandes; ningún deseo genuino de hacer crecer el juego en otro lugar y dejar que otros entren. Como resultado, el juego mundial se volverá cada vez más pequeño. El número real de naciones competitivas nunca parece aumentar, por lo que muchas de ellas no tienen a dónde ir y las probabilidades están demasiado en contra de ellas.

Tampoco voy a dejar que algunas de las naciones más pequeñas se salgan del gancho. Hasta el momento, World Rugby se ha negado a dar el desglose de la votación, pero escuchamos que Fiji, Samoa y Canadá votaron por Bill Beaumont, al igual que Japón.

Allí es donde puso el ojo Woodward, en el voto de los que supuestamente terminaron de inclinar la votación:

Si ese es el caso, nuestra simpatía se verá limitada si esas naciones vuelven a presentar una queja ante la falta de oportunidad de jugar ante las naciones Tier1 o, en el caso de los equipos de las Islas del Pacífico, sobre sus mejores jugadores que juegan en otros países. . O quedarse prácticamente sin dinero cuando juegan contra Inglaterra con 80,000 de espectadores en Twickenham, partidos que superan los £14 millones. Los jugadores en esos países deberían estar indignados y preguntar por qué sus Uniones no votaron por el cambio.

Por último, con un mensaje sentido expresó su decepción por la derrota de Pichot:

"Bien hecho por Pichot por mostrar las agallas para intentar lo imposible, a pesar de que muchos países lo han decepcionado. Quería despertarme esta mañana con un rugby lleno de energía sobre el futuro, un mundo nuevo y valiente, pero en cambio se siente como lo mismo de siempre. Nos olvidaremos la votación pronto. Se ha perdido una gran oportunidad".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?