Sin Messi, Barcelona se florea, golea y es líder con puntaje ideal

Sin Messi, Barcelona se florea, golea y es líder con puntaje ideal

El elenco Culé le ganó como visitante 3-0 al Ferencváros por la quinta fecha del Grupo G de la Champions League. Tiene puntaje ideal, lidera su zona y ya tiene asegurado el pase a octavos de final. En la fecha final recibirá a la Juventus para definir el primer lugar.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Barcelona venció este miércoles al Ferencváros (0-3) en el Puskás Aréna, en la quinta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, en un festín exprés de apenas media hora con el que sentenció el liderato matemático. Necesitaba ganar para forzar a la Juventus a hacer lo propio. No falló el Barça, que en el minuto 28 ya ganaba por 0-3 en Budapest, pero tampoco falló la 'Vecchia Signora' y, ahora, se lo jugarán ambos contendientes en la final del Camp Nou.

Funciona la versión B de este Barça bien engranado en Europa. En la primera parte se hicieron los deberes, siendo alumnos destacados Martin Braithwaite, con ocasiones, gol y penal provocado, así como Ousmane Dembélé y Antoine Griezmann, también goleadores.

Abrió la lata Antoine Griezmann, aunque buena parte del gol fue de Jordi Alba y Ousmane Dembélé, que se asociaron bien. El lateral puso un buen centro que Antoine Griezmann, en estado de gracia, mejoró rematando de espuela engañando a su marcador y al portero Dibusz. Tres partidos seguidos marcando para el '7' blaugrana.

Poco después, Dembélé recibió rápido de Jordi Alba, de nuevo, y arrancó una carrera imposible para Botka y se la puso, por delante y algo adelantada, a un Martin Braithwaite que tiró de recursos de delantero centro puro para, estirándose, meter la bota y enviar un tiro cruzado que fue el 0-2, en apenas 21 minutos.

Y, un penal sobre delantero, lo tiró a gol Dembélé a los 28 minutos para cerrar el partido. Tuvo más ocasiones el Barça para ampliar el marcador y cerrar una goleada, pero se fue relajando, siempre con el control del partido y del balón, con alguna ocasión esporádica para los locales.

Sin duda, Ousmane Dembélé fue el mejor, aguantando todo el partido y siendo el imán para los balones ofensivos culés. Eso sí, se perdió cuarto cuando quiso asistir a un Riqui Puig que ya pensaba que el galo la metía dentro. Demasiada generosidad que, de ser eliminatoria, habría puesto de los nervios a Koeman.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?