Así es el control "anti tecnología" para evitar trampas

Así es el control "anti tecnología" para evitar trampas

Se realiza en el final de cada especial y se utiliza para detectar si llevan encima elementos electrónicos que faciliten la navegación. Antes de la competencia se anunció que serían gravemente sancionados si pilotos o equipos buscan sacar ventaja.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Uno de los objetivos de esta edición es erradicar a los "tramposos" para que la competición recupere el sentido de travesía. Es por eso que los roadbook se entregan quince minutos antes de cada largada y en los habitáculos de los principales pilotos se colocaron cámaras para evitar que estos se guíen por un GPS o un teléfono móvil, algo que está totalmente prohibido.

Pero además, en el final de cada especial, los pilotos se someten a otra revisión. Son recibidos por gente de la organización quienes, con un detector de metales, llevan a cabo otro intenso control para despejar dudas. Hasta el momento no se han detectado anomalías por lo que el objetivo impuesto está dando sus frutos.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?