Mataron a puñaladas a una mujer e hirieron a su hija

Una mujer fue asesinada de 17 puñaladas y su hija de 15 años resultó herida en su casa de la localidad chubutense de Sarmiento, tras ser atacadas por el hombre que estaba en pareja con la víctima fatal, quien a su vez quedó detenido.

redacción mdz

imagen ilustrativa

Canal 9 Comodoro Rivadavia

Una mujer fue asesinada de 17 puñaladas y su hija de 15 años resultó herida en su casa de la localidad chubutense de Sarmiento, tras ser atacadas por el hombre que estaba en pareja con la víctima fatal, quien a su vez quedó detenido.

"Mi padrastro mató a mi mamá", alcanzó a decir la chica que sobrevivió al ataque ocurrido el viernes a la noche en una vivienda ubicada en Rivadavia al 1320 del barrio Parque Patagonia, en dicha localidad del sur del Chubut.

Lorena Vanesa Piedras (45) se encontraba junto a sus hijas de 15 y 5 años, y su actual pareja y padre de la menor, Samuel Alberto Alcalá (33). Alrededor de las 20.30, el personal de la comisaría de Sarmiento recibió un llamado de los vecinos que observaron a una joven herida que caminaba por la calle de manera dificultosa.

Cuando los efectivos arribaron al lugar encontraron a la adolescente y mientras la asistían descubrieron que su madre estaba muerta dentro de su domicilio, donde Alcalá se encontraba junto a la hija menor. "Por lo que sabemos la víctima tenía al menos doce puñaladas realizadas por el arma que ya fue secuestrada en el lugar de los hechos", explicó a la agencia Télam el comisario Miguel Bustamante, de la seccional Sarmiento. Inmediatamente después de ser descubierto el crimen, el sospechoso "se entregó sin ofrecer resistencia", añadió el funcionario policial.

Según informó el Ministerio Público Fiscal (MPF) de Chubut, la adolescente herida alcanzó a decirle a una vecina y también a los policías: "Mi padrastro mató a mi mamá, me apuñaló y me pegó con un palo en la cabeza. Mi mamá está muerta." La chica fue apuñalada en el omóplato izquierdo y golpeada en la cabeza con un palo de escoba cuando intentó defender a su madre del ataque.

Los pesquisas establecieron que Piedras era oriunda de la localidad bonaerense de Punta Alta y tenía otra hija de 20 años, que el agresor nació en la provincia de Corrientes y que ambos convivían hacía cinco años.

La fiscal de la causa, Andrea Vázquez, dijo a la prensa local que no aún no estaba confirmado el móvil del crimen pero que existía un antecedente de marzo último cuando se abrió una actuación judicial por el abandono del hogar de la adolescente de 15 años vinculado con un presunto abuso. En ese sentido, los investigadores no descartaban que ese incidente haya sido lo que disparó la discusión en la que Piedras fue asesinada.

En tanto, durante la audiencia de detención que se realizó ayer, la fiscal sostuvo que tanto Piedras como su hija herida eran víctimas de una violencia de género de "larga data" de parte del ahora acusado. Por ello, Vázquez imputó a Alcalá del "homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y femicidio" de Piedras y de la "tentativa de femicidio" de la hija adolescente de la mujer. El juez Jorge Novarino dispuso la prisión preventiva del acusado y fijó un plazo de seis meses para concluir la investigación, tras denegar el pedido de libertad solicitado por la defensa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?