Encuentran un cuerpo descuartizado y creen que es de un exmilitar

El macabro hallazgo se produjo este sábado en la ciudad bonaerense de Olavarría. Creen que la víctima es Carlos Cordero, un hombre de 60 años que lleva más de 10 días desaparecido.

mdz póliciales

Hallaron un cuerpo descuartizado y creen que pertenece a un exmilitar.

Un macabro hallazgo se produjo ayer al mediodía en la ciudad bonaerense de Olavarría. Un vecino que se había acercado a rezar al santuario del Gauchito Gil, al costado de la ruta 226, vio una fogata hecha con gomas de auto y al acercarse divisó entre ellas un cadáver decapitado y con las extremidades cortadas.

Los investigadores creen que el cuerpo pertenece a Carlos Cordero, un exmilitar de 60 años que lleva desaparecido más de 10 días. Tras el macabro hallazgo, fue detenida una persona vinculada a la prostitución de la zona.

El pasado 26 de junio, el exmilitar llevó a su esposa hasta la puerta de su trabajo como todas las mañanas. A las 9.30 se despidieron. Desde ese momento no supieron nada más sobre él. Su teléfono celular se apagó algunos minutos después y no volvió a encenderse. Esa misma tarde, la familia de Cordero hizo la denuncia en la comisaria y comenzó la búsqueda. Mientras los efectivos rastrillaban la zona y utilizaban perros adiestrados, los allegados de Cordero realizaron varias manifestaciones pidiendo que aparezca.

En los primeros rastrillajes, la policía encontró el Ford Fiesta Max de la víctima incendiado en una zona de descampados en las afueras de la ciudad. Los peritos pudieron confirmar que el incendio fue intencional y comenzó desde adentro del vehículo. Presumiblemente para borrar evidencias. A pesar de esto, todavía se están analizando algunas huellas que se encontraron en el interior.

En paralelo a eso, los peritos informáticos determinaron que la última comunicación que tuvo Cordero antes de que su celular se apagase fue con un hombre llamado Claudio "Chaco" Ibarra, quien fue detenido en las últimas horas. Se trata de una persona conocida por las autoridades policiales de la zona por sus vínculos con la prostitución local. Inmediatamente, la fiscal ordenó un allanamiento en su vivienda donde se secuestraron varios teléfonos móviles y dos notebooks. Hasta se llegó a excavar en el patio de la casa pero no se encontró nada.

Otro dato llamó la atención de la fiscalía con respecto a Ibarra: en algunas cámaras de seguridad de la zona se lo ve manejando el Fiesta Max de Cordero. Sin embargo, en ese momento, la Justicia optó por no detenerlo por falta de pruebas pero sí se ordenó que sea vigilado permanentemente para observar sus movimientos.

Además, los peritos informáticos determinaron que la última comunicación que tuvo Cordero antes de que su celular se apagase fue con un hombre llamado Claudio "Chaco" Ibarra, quien fue detenido en las últimas horas. Es el principal sospechoso del crimen a raíz de que en algunas cámaras de seguridad de la zona se lo ve manejando el Fiesta Max de Cordero.

Hoy Ibarra será indagado y se llevará a cabo la autopsia en el cuerpo para intentar determinar si pertenece a Cordero.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?