Desgarrador testimonio tras el trágico incendio de Godoy Cruz

Un amigo de la familia describió cómo fueron los primeros minutos y el desesperado operativo montado por vecinos para sofocar las llamas.

mdz policiales

El día después en la vivienda de la tragedia.

Pachy Reynoso/MDZ

Anoche la provincia quedó conmocionada por el incendio que se cobró la vida de dos niños en Godoy Cruz. Como consecuencia de las llamas los padres de las criaturas hoy luchan por su vida y fueron rescatados del siniestro por bomberos y los propios vecinos. En diálogo con Canal 9, uno de los primeros en llegar al lugar narró cómo se organizaron para combatir el fuego.

Federico es amigo de Pablo Domínguez y fue alertado sobre el incendio por las mujeres que atienden un local junto a la vivienda que ardió en llamas. Rápidamente corrió hasta el lugar y ayudó a abrir la puerta del inmueble. "Soy amigo de toda la vida. Estaba acá a la vuelta y me avisaron las chicas del negocio. Me vine corriendo y encontré al padre que había abierto un poco la puerta pero no se la podía tocar de lo caliente que estaba", contó Federico.

Sin dudarlo, abrió la puerta e ingresó a la casa con dos matafuegos. Luego de utilizarlos para aplacar las llamas salió de la casa y junto a los vecinos se turnaron para entrar con una manguera a combatir el incendio. "Con amigos tratamos de apagar el fuego. Bajé y conecté una manguera del surtidor pero el problema era el humo que había", recordó.

Aún no llegaban los bomberos pero si contaban con el auxilio de dos policías que arribaron al lugar de los hechos.

Sin poder ver con claridad por el humo, Federico detectó el cuerpo de Pablo tirado en el suelo y pidió ayuda para sacarlo. "Lo alcancé a patear y no lo podía ver. Fui a pedir ayuda y lo pudimos sacar", explicó.

En ese momento llegaron los bomberos y pudieron controlar las llamas que pese al esfuerzo de los vecinos volvían a encenderse. "Yo como conocía la casa traté de ayudar a los bomberos a encontrar a los niños y a María (la madre). La hija tiene la misma edad que la mía. Estaba en donde yo apagué el fuego pero no la ví", lamentó conmocionado.

Como consecuencia del incendio, Benjamín Domínguez de 7 años y Martina Domínguez de 2 años perdieron la vida. Mientras tanto, Pablo y María se encuentran internados con pronóstico reservado en el Hospital Lagomaggiore.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?